Construyendo unas buenas relaciones familiares

| |

Las buenas relaciones familiares son agradables por su propio bien , simplemente se siente bien ser parte de una familia cálida y amorosa. Las buenas relaciones familiares ayudan a sus hijos a sentirse seguros y amados. Te ayudan a sentirte bien también.

Puede construir buenas relaciones en su familia con:

  • comunicación
  • aprecio
  • tiempo de calidad estando juntos
  • trabajo en equipo

 

Comunicación para una buenas relaciones familiares.

La comunicación positiva es la que  trata de tomarse el tiempo para hablar, escuchar sin juzgar y estar abiertos a expresar sus propios pensamientos y sentimientos. Cuando tiene una comunicación positiva en su familia, ayuda a todos a sentirse comprendidos, respetados y valorados, y esto fortalece sus relaciones.

Pruebe estas ideas positivas de comunicación para fortalecer sus relaciones familiares:

.- Cuando su hijo o pareja quiera hablar, pare lo que está haciendo y escuche con toda su atención. Dele tiempo a las personas para expresar sus puntos de vista o sentimientos. Pero a veces también es posible que tengas que respetar su necesidad de no hablar, especialmente si son adolescentes.
.- Esté abierto a hablar sobre cosas difíciles, como admitir errores, y todo tipo de sentimientos, incluidos enfado, alegría, frustración, miedo y ansiedad. Pero, recuerde que hablar de sentirse enfadado es diferente de enfadarse.
.- Prepárate para conversaciones espontáneas. Por ejemplo, a los niños  pequeños a veces les gusta hablar de sus sentimientos cuando están en el baño o en el momento de ir a dormir y acostarse.
.- Planifique conversaciones difíciles, especialmente con adolescentes . Por ejemplo, el sexo, las drogas, el alcohol, las dificultades académicas y el dinero son temas  que las familias pueden tener dificultades para hablar. Es útil pensar en sus sentimientos y valores antes de que surjan estos temas.
.- Anime a sus hijos y añada elogios . Por ejemplo, ‘Es de gran ayuda cuando ayudas en casa sin que te lo pidan. ¡Gracias!’.
.- Mostrar aprecio, amor y aliento a través de palabras y afecto. Esto puede ser tan simple como decir «Te amo» a tus hijos cada noche cuando se van a la cama.

Comunicación no verbal

No toda la comunicación ocurre en palabras, por lo tanto es importante prestar atención a los sentimientos que sus hijos y su pareja expresan de manera no verbal. Por ejemplo, es posible que su hijo adolescente no quiera hablar con usted, ¡pero que a veces busque la comodidad de los abrazos!

También es importante estar al tanto de los mensajes no verbales que envía. Por ejemplo, abrazos, besos y contacto visual envían el mensaje de que desea estar cerca de su hijo. Pero un tono de voz gruñón o un ceño fruncido y serio cuando hacen algo juntos pueden enviar el mensaje de que no quieren estar allí.

 

El aprecio y las relaciones familiares

Valorarse mutuamente es el corazón de las buenas relaciones familiares. Aquí exponemos  algunas formas en que puede hacer esto:

  • Interésate en la vida de cada uno de los miembros de tu familia. Por ejemplo, tómese el tiempo necesario para asistir a los eventos deportivos, representaciones teatrales, espectáculos de arte, etc.
  • Incluya a todos en la conversación cuando  hable de los eventos del día. Por ejemplo, ‘¿Cuál fue el punto culminante para ti hoy, Daniel?’.
  • Comparta historias y recuerdos familiares. Esto puede ayudar a los niños a apreciar cosas que no son obvias, o que han olvidado: por ejemplo, los logros deportivos de mamá cuando era más joven, o la forma en que una hermana mayor ayudó a cuidar al hermano más pequeño.
  • Reconocer las diferencias, talentos y habilidades de cada uno, y usar sus fortalezas. Por ejemplo, si alaba y agradece a su hijo adolescente por escuchar la lectura de un hermano menor, comenzará a verse a sí mismo como servicial y afectuoso.

 

Tiempo en familia y relaciones familiares.

El tiempo familiar de calidad puede suceder en cualquier lugar… Se trata de aprovechar al máximo los momentos  que se pasan juntos.

Aquí tiene algunas maneras en que puede hacer que su familia tenga tiempo de calidad :

  • Use el tiempo diario cuando están juntos para hablar con buen humor y compartir una risa. Por ejemplo, las comidas familiares y los viajes en coche pueden ser buenos momentos para ponerse al día y hacer esto que decimos.
  • Tener «chats» uno a uno con cada miembro de la familia para fortalecer las relaciones individuales. Pueden ser de solo cinco minutos por ejemplo, antes de que cada niño se vaya a la cama.
  • Deje reservado tiempo con su pareja, (si tiene una). También puede explicarles a sus hijos que es bueno para su relación de pareja tener este tiempo de calidad juntos y que se beneficiarán todos los miembros de la familia.
  • Hagan cosas divertidas y regularmente todos  juntos y en familia. Esto puede ser tan simple como un partido de fútbol familiar en el parque los sábados, o una noche de juegos de mesa familiares cada semana.
  • Tomen decisiones juntos sobre qué hacer para eventos especiales como cumpleaños. Incluso los niños pequeños pueden ser parte de estas decisiones.

 

Trabajo en equipo.

Cuando su familia trabaja en equipo, todos se sienten apoyados y pueden contribuir al bienestar general. Es más fácil trabajar en equipo cuando todos entienden dónde están situados, por lo que es útil tener expectativas y límites claros.

Puede fomentar el trabajo en equipo de algunas de estas formas:

  • Compartir las tareas del hogar . Incluso a los niños muy pequeños les gusta el sentimiento de pertenencia que proviene de hacer una contribución, ¡al menos a veces!
  • Incluya a sus hijos en las decisiones sobre actividades familiares, reglas y vacaciones. Incluidos los niños pequeños,y que tengan  la oportunidad de expresar su opinión.
  • Deje que sus hijos tomen algunas de sus propias decisiones. Las decisiones que permita dependerán de las habilidades y madurez de sus niños, y de los límites que haya establecido. Por ejemplo, puede dejar que su hijo de 12 años decida si ir andando a casa desde la escuela o ir en bicicleta.
  • Cree reglas familiares que establezcan claramente cómo su familia quiere cuidar y tratar a sus miembros. Por ejemplo, ‘En nuestra familia nos hablamos respetuosamente el uno al otro’. Reglas como esta ayudan a que todos se lleven mejor y hacen que la vida familiar sea más pacífica.
  • Trabajen juntos para resolver problemas . Esto implica escuchar y pensar con calma, considerar opciones, respetar las opiniones de otras personas, encontrar soluciones constructivas y trabajar para llegar a compromisos.

Más contenido…

LA RANA Y EL RATÓN
EL ASTRÓLOGO
El montón de palos
Facebooktwitterpinterest
Anterior

El zorro y el erizo

Vida familiar con niños superdotados y talentosos

Siguiente

Deja un comentario