La lechera y su cubeta

| |


Una lechera había salido a ordeñar las vacas y  regresaba del campo con el brillante cubo de leche bien sujeto y equilibrado en su cabeza. Mientras caminaba, su bonita cabeza estaba ocupada con pensamientos e ideas  para los próximos días.

“Esta leche buena y rica”, reflexionó, “me dará mucha crema para batir. La mantequilla que prepararé, la llevaré   al mercado y, con el dinero que consiga, compraré muchos huevos para incubar. Qué bonito será cuando de los huevos nazcan los pollitos   y el patio se llene de buenas y jóvenes gallinas. Luego, cuando llegue el día, los venderé y con el dinero compraré un hermoso vestido nuevo para llevar a la feria. ¡Todos los jóvenes vendrán a hablar conmigo !

Mientras pensaba sobre ese asunto, sacudió la cabeza con desprecio, y dejó caer el cubo de leche al suelo. Y toda la leche se salió, y con ella desaparecieron la mantequilla, los huevos, los pollitos, el vestido nuevo y todo el orgullo de la lechera.

No cuentes tus pollos antes de que nazcan.


 

Más Fabulas de niños…

El perro y la ostra
EL GALLO Y EL ZORRO
Facebooktwitterpinterest
Anterior

¿Qué es el liderazgo? Definición, Conceptos y estilos

Cómo lidiar con la ansiedad del regreso a la escuela

Siguiente

Deja un comentario

fabula para niños de la lechera

Deja un comentario