Comer fuera de casa

| |

Cinco consejos para hacer que comer fuera de casa sea más fácil

 

Si su hijo u otro familiar,  tiene una discapacidad, comer en restaurantes o fuera de casa a veces puede ser un desafío. Sin embargo, no debes dejar que los desafíos potenciales te impidan disfrutar de una deliciosa comida.

 

Tenga en mente estos cinco consejos para que comer fuera sea lo más fácil y libre de estrés posible.

 

 

1. Mira el menú

Si puedes conocer el restaurante donde vas a comer, puedes  investigar un poco antes y averiguar si  ofrece alimentos que su hijo puede comer de manera fácil y segura. Hoy muchos restaurantes ofrecen información de su carta por internet, de manera que le será facil consultarla.

Cuando llegue al restaurante, hable con el encargado y asegúrese de que se adapten a sus solicitudes. ¿Tu  hijo necesita evitar el gluten o los productos lácteos? ¿Necesitan verduras cocidas para que sean extra suaves?

No se avergüence de hacer estas solicitudes. Recuerde que usted y su familia tienen todo el derecho a una experiencia gastronómica segura y placentera.

 

 

2. Investigue el restaurante

Algunos restaurantes son más accesibles que otros. Investigue un poco  con anticipación. ¿Tienen rampas y mesas que pueden acomodar fácilmente sillas de ruedas?

Si le preocupa la accesibilidad, llame al restaurante con anticipación para aclarar todo. Puede que quiera averiguar si puede programar una reserva para que el personal sepa que usted va a ir  y puedan ayudarle mejor.

Antes de elegir un restaurante, asegúrese también de tener en cuenta el estilo de servicio .

Mucha gente adora los restaurantes tipo bufé . El problema, sin embargo, es que este tipo de establecimientos no siempre son ideales para personas en sillas de ruedas o que usan otros dispositivos de movilidad.

Por lo general, es más fácil para todos optar por un restaurante que lleve la comida directamente a su mesa.

 

 

3. Elija el momento adecuado

Cuando se trata de comer fuera de casa , el tiempo es esencial.

Si vas a un restaurante durante las horas punta, puede ser difícil moverse entre la multitud. Es posible que también le cueste llamar la atención del camarero y que usted, su hijo o su familia en general, se sientan abrumados.

Para evitar esto  planee un almuerzo tardío  o una cena temprana , también consúltelo en el restaurante donde vaya a comer.

 

4. Lleve sus propios utensilios

Si su hijo  necesita platos especialmente diseñados o utensilios para facilitar la alimentación, asegúrese de llevarlos con usted.

La mayoría de los restaurantes le ayudarán en todo ésto. Después de todo, quieren que tengas una experiencia segura y agradable mientras estás allí.

 

 

5. Limite el tamaño de su grupo

También es útil que  su grupo sea pequeño, especialmente si no sale a comer con frecuencia. Un grupo de grande personas puede ser abrumador, tanto para quienes asisten a la comida como para quienes la atienden en el restaurante. Esto le permite estar más atento y enfocarse en asegurarse de que tengan una buena experiencia.

 

 

Comer fuera de casa con un ser querido que tiene una discapacidad no tiene que ser una experiencia estresante. ¡Tenga en cuenta estos consejos mientras planifica su próxima tarde o noche y todo listo!

 

PlazaToy

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Enseñar habilidades de autocuidado a niños con necesidades especiales

LOS MEJORES REGALOS PARA NIÑOS CON NECESIDADES ESPECIALES

Siguiente

Deja un comentario