10 consejos para mejorar la autoestima en nuestros hijos

| |

 

1.-  Centrarse en los sentimientos

A veces es difícil para los adultos reconocer los sentimientos desagradables ( enfado, tristeza, envidia, miedo ) que sienten sus hijos. Puede ser más fácil observar los comportamientos que resultan de estos sentimientos: rabietas, lloriqueos, rechazos, en lugar de observar la causa o la emoción en sí misma. Anime a sus niños a reconocer lo que están sintiendo y por qué se sienten así.

 

2.- Muestre  aprecio e interés auténtico en las aficiones, gustos y actividades de sus niños

Exprese interés genuino en las actividades y pasatiempos de su hijo. Ya sea… que esté construyendo un campamento, jugando en la arena o leyendo un libro, haz que se sienta merecedor de tu atención. Un estudio muestra que las madres que interactuaban voluntariamente con sus hijos tenían hijos con mayor autoestima que las madres que actuaban sin entusiasmo; (aunque pasaban la misma cantidad de tiempo con sus hijos).

 

3.- Aliente al buen comportamiento de su hijo

 

Autoestima y buen comportamiento.Estas dos cosas van de la mano. Aprenda cómo puede cultivar estas cualidades en su hijo y ayudarle a convertirse en un adulto feliz y seguro de sí mismo.

4.- Adopte un estilo de crianza

Un estilo  de crianza significa responder a las necesidades de los niños mientras los guía a ser más útiles y cooperativos. Exprese aceptación y afecto con altas y apropiadas expectativas. Respeta a tu hijo demostrándole que realmente crees en su potencial.

 

5.- Cuide sus modales

La cortesía no es instintiva, sino algo que debes enseñar. Modele los buenos modales diciendo «por favor», «gracias» y «bienvenido». Los buenos modales  se puede cultivar. Recuérdele a su hijo que sea agradecido . Pídale que espere para retirarse de la mesa cuando ha terminado de comer. Apreciar a los demás aumentará la autoestima de su hijo a medida que se va devolviendo una  consideración positiva.

6.- Planifique actividades apropiadas para la edad de sus hijos

Planifique actividades apropiadas para la capacidad y desarrolo que le permitan a su hijo resolver problemas y hacer contribuciones reales. Planifique proyectos en los que trabaje en conjunto con su niño para alcanzar un objetivo. Concéntrese en temas importantes, causas y personas que sean dignas del tiempo de su hijo. Ayudar a otros ayudará a su hijo a ser trabajador y desarrollar un sentido saludable de sí mismo.

7.- Fomente la modestia

Enseñe humildad en la forma en que se comunica con su hijo. Acredite sus logros sin jactarse. Anímalo a que se enorgullezca  de sus éxitos.

 

8.- Enseñar respeto

Enseñe respeto por personas de todas las culturas y orígenes étnicos. La ignorancia planta las semillas de la discriminación. Eduque a su hijo sobre otras culturas. Modelar la integridad mostrándola a través de acciones y palabras a personas de todos los orígenes y clases.

 

9.- Ofrecer apoyo sincero

En lugar de decir «¡buen trabajo!» haz que tus comentarios sean específicos, positivos y genuinos. La alabanza vacía y el halago insincero pierden su valor. Dirija positivamente su reconocimiento a sus esfuerzos e intereses. Aclare la dedicación de su hijo a sus trabajos de la escuela;  ayudándolo a buscar recursos y/o revise el trabajo final. Reconozca su arduo trabajo en sus diferentes aprendizajes.

10.- Para el éxito: «Equipa» a tus hijos con buenas habilidades sociales

Golpear cuando está enojado, negarse a ayudar… Los niños con habilidades sociales deficientes pueden sentirse incompetentes, pensar que tienen poco control y desarrollar una autoestima negativa. Enseñe habilidades sociales para darle a su hijo experiencias positivas con los demás. Indíquele amablemente cómo hacer una pregunta, entre en un grupo, tome turnos y responda a la ira.

 

 

 

Por favor si te ha gustado esta información, ayúdanos a que llegue a la mayor cantidad de personas. Sólo con hacer “click” en los botones de abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡ Gracias por tu ayuda !

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Juguetes Clásicos que aguantan la prueba del tiempo

Test de coeficiente intelectual en niños: ¿de qué se trata?

Siguiente

Deja un comentario