Juego de simulación

| |

sesiones de logopedia en familia

Imagínese la siguiente  escena que seguro les ha ocurrido en alguna ocasión. Un niño en edad preescolar que  tiene aproximadamente  cuatro años e impulsivo. Él no puede quedarse quieto en un aula. Es impaciente, distraído, y parece que no puede seguir las reglas.

Pero comienza a jugar   con su educadora en clase o con un familiar en casa (los abuelos son especialistas en lo que vamos a describir), y sucede algo notable. El niño que no estaba prestando atención se centra ahora e incluso con intensidad. Él es “un cazador de Dinosaurios ”  seguimos con el juego de simulación  y tiene “que ofrecer la carne para el restaurante del chef “. Se  le dice al niño qué clase de criaturas se necesitan” dinosaurios, monstruos marinos, super-langostas ” y el niño obedientemente los trae” .” Hay mucha discusión y negociación sobre el tipo de armas de caza a utilizar…”

Se estipula en el juego que el restaurante sirve sólo la carne de criaturas malvadas. Así que el niño tiene el cuidado de cumplir. Y cuando es hora de comer, el pequeño es un modelo de decoro, pide su menú, permanece sentado en su mesa, esperando pacientemente por una comida de tres platos muy retrasado y complicados.

¿Qué está pasando aquí? Obviamente, el juego de simulación es estimulante y divertido y eso es la  razón suficiente para que los niños lo hagan. Pero ¿ podría esta forma de jugar cooperativa y de fantasía  traer lo mejor de los niños?

El juego simbólico es una especie de tutorial para la autorregulación. Los niños actúan más cuando juegan de fantasía. Utilizan el lenguaje para  cooperar y mantenerse atentos. Ellos controlan los impulsos egoístas que ahuyentan a sus compañeros de juego. Y  siguen reglas. Normas peculiares, como el que hemos comentado sobre dinosaurios malignos y las reglas convencionales, como la etiqueta adecuada para visitar un restaurante. Si quieres ver un niño en edad preescolar mostrar su nivel máximo de fuerza de voluntad, verlo participar en hacer un juego de simulación con otro niño.

Es una idea interesante,ésta anterior, con implicaciones importantes:
Los niños que no participan en juegos de simulación están perdiendo oportunidades de practicar para prestar atención, control de impulsos, seguir reglas, y cooperar con los compañeros. Programas para la primera infancia que niegan a los niños tiempo para hacer juegos de simulación , están haciendo  un flaco favor a los niños. ¿Es esto cierto?
Podemos decir que no ; que  niños en edad preescolar que se involucran en un montón de juegos de crear historias, podría mostrar más paciencia, pero eso no quiere decir que el juego de fingir los  hizo más pacientes.

Niños que fingen podrían desarrollar mejores habilidades de autorregulación a través del tiempo, pero eso no significa que fingiendo causaron estos cambios.

E incluso si lo imaginario ayuda a los niños a aprender habilidades sociales y de autocontrol, no podemos concluir que es la única vía para estos resultados. Otras actividades, como el “juego de silencio” y las actividades de aprendizaje autodirigido que se encuentran en los centros preescolares Montessori, podrían tener el mismo efecto.
Toda esta hipótesis sobre el juego de simulacion , la desarrolla Vygotsky, y tenéis más información aquí en su obra La Imaginacion y el Arte en la Infancia o aquí.

Necesitamos más investigación para probar la hipótesis de Vygotsky. Pero mientras esperamos a los nuevos estudios, podemos reflexionar sobre varios puntos:

• Cuando los niños juegan ” a hacernos creer historias imaginarias” juntos, tienen que seguir las reglas y cooperar.
• En la mayoría de los casos, la práctica mejora el rendimiento.
• Juego, por definición, es voluntario y divertido.

Así que es razonable pensar que  el juego de simulación  contribuiría a la autorregulación, y que el fomento de algo de fantasía es una perspectiva fácil. ¡A los niños les gusta!

¿Es una coincidencia que lo imaginativo, el  Juego de imaginación sea tan a menudo celebrado por intelectuales y científicos?

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Alfabeto en Braille

Números del 1 al 10 en Braille

Siguiente

Deja un comentario