LOS DOS VIAJEROS Y EL OSO

| |

Dos hombres viajaban en compañía a través de un bosque, cuando, un enorme Oso se acercaba  por detrás de un  arbusto cerca de ellos.

Uno de los Hombres, pensando en su propia seguridad, trepó a un árbol cercano.

El otro, incapaz de luchar solo contra la bestia salvaje, se tiró al suelo y se quedó quieto, sin moverse, como si estuviera muerto. Había oído que un oso no atacaría un cadáver.

Debió de ser cierto, porque el Oso golpeó un momento la cabeza del Hombre y luego, pareciendo convencido de que estaba muerto, se alejó.

El hombre en el árbol bajó.

«Parecía como si ese Oso te hubiera susurrado al oído», dijo. «¿Qué te dijo el?»

«Dijo», respondió el otro, «que no era del todo prudente acompañar a un viajero que dejó a su amigo en un momento de peligro».

La desgracia es la prueba de la verdadera amistad.

—————————————————————————-
Más fábulas para niños…
Facebooktwitterpinterest
Anterior

EL VIEJO LEÓN

Manejo de dinero en adolescentes

Siguiente

Deja un comentario