Discalculia

| |

La discalculia, es una discapacidad específica del aprendizaje que afecta a alrededor del 6% de la población.

 

Los individuos con discalculia no son poco inteligentes, pero les cuesta, luchan y tienen dificultades para aprender matemáticas, a pesar de tener un ambiente de aprendizaje adecuado en casa y en la escuela. Se supone que la discalculia se debe a una diferencia en la función cerebral.

La discalculia afecta a las personas a lo largo de su vida. Los niños con discalculia se quedan “atrás”  en la escuela primaria, y pueden desarrollar ansiedad y/o una fuerte antipatía por las matemáticas. En los ciclos de secundaria  es probable que tengan dificultades  para pasar los cursos de matemáticas y ciencias . En la vida adulta, pueden tener problemas con algunos trabajos, situaciones laborales y  dificultades para manejar sus finanzas cotidianas.

Mucha gente piensa “que porque la discalculia  está en el cerebro no se puede cambiar”. ¡Esto no es verdad! El cerebro es muy adaptable (o “plástico”), especialmente durante la infancia. La investigación ha demostrado a día de hoy que los programas de entrenamiento pueden aumentar el funcionamiento en las áreas del cerebro implicadas en la lectura. Lo mismo es probable que sea posible para la discalculia…

 

 

¿ Qué es la Discalculia ?

 

La discalculia suele definirse como una dificultad de aprendizaje específica para las matemáticas o, más apropiadamente, para la aritmética. La Discalculia del Desarrollo (DD) es un trastorno específico del aprendizaje que se caracteriza por deficiencias en el análisis y comprensión  de los conceptos básicos de la aritmética, el procesamiento de la magnitud numérica y la realización de cálculos precisos y fluidos.

Estas dificultades en los niños, deben ser cuantificablemente inferiores a lo que se espera para su edad cronológica, y no deben ser causadas por actividades educativas  deficientes o por impedimentos intelectuales.

En España las definiciones y los diagnósticos de la discalculia se realizan en la infancia y en ocasiones contradictorios, por lo tanto es difícil sugerir una prevalencia, pero la investigación sugiere que está alrededor del 5-6% de los niños pueden padecer discalculia. Las dificultades de los niños en el aprendizaje de matemáticas,  pueden llegar a ser devastadoras en su impacto en la escolarización, la educación superior y el empleo.

Discalculia de desarrollo, en muchas ocasiones,  se produce en asociación con otros trastornos del desarrollo como la dislexia. La coocurrencia de trastornos del aprendizaje parece ser la regla y no la excepción y generalmente se supone que es una consecuencia de factores de riesgo que se comparten entre los trastornos, por ejemplo, la memoria de trabajo. Sin embargo, no se debe asumir que todos los disléxicos tienen problemas con las matemáticas, aunque el porcentaje puede ser muy alto.

 

Síntomas típicos de discalculia

  • Dificultad para contar hacia atrás.
  • Tiene un mal sentido y/o estimación numérica.
  • Dificultad en recordar conceptos “básicos”, a pesar de muchas horas de práctica y aprendizaje de rutina.
  • No tiene estrategias para compensar la falta de memoria, aparte de usar el recuento.
  • Dificultad para entender el valor (según el  lugar donde se encuentre) y el papel del cero en el sistema de números.
  • No tiene sentido de si las respuestas que se obtienen son correctas o casi correctas.
  • Tiende a ser más lento para realizar cálculos.
  • Olvida los procedimientos matemáticos, especialmente cuando se vuelven más complejos, por ejemplo la división con varias cifras.
  • La suma es a menudo la operación por defecto. Las otras operaciones  generalmente son muy mal ejecutadas (o se evitan en conjunto).
  • Evita tareas que se perciben como difíciles y que puedan dar lugar a una respuesta equivocada.
  • Habilidades débiles en aritmética mental.
  • Altos niveles de ansiedad con las  matemáticas.
  • Debido a que los temas en matemáticas muchas veces son un desarrollo unos de otros, cualquier inseguridad o incertidumbre en los primeros temas tendrá un impacto en los temas posteriores, por lo que es necesario volver a lo básico.

 

 

Diagnosticar discalculia

 

Investigaciones recientes han identificado la naturaleza heterogénea de las dificultades matemáticas de aprendizaje y la discalculia, por lo que es difícil de identificar a través de una sola prueba de diagnóstico. El diagnóstico y la evaluación deben utilizar una serie de medidas, un protocolo de prueba, para identificar qué factores están creando problemas para el alumno.

 

Tipos

 

Sobre la base de su experiencia con problemas de aprendizaje aritmético, Ladislav Kosc describió seis tipos:

 

  • Discalculia verbal , que se refiere a problemas en nombrar la cantidad de cosas.
  • Discalculia practognostica , que se refiere a problemas en la manipulación de las cosas matemáticamente – por ejemplo, la comparación de objetos para determinar cuál es más grande.
  • Discalculia léxica , que se refiere a problemas en la lectura de símbolos matemáticos, incluyendo signos de operación (+, -) y números.
  • Discalculia gráfica , que se refiere a problemas en la escritura de símbolos y números matemáticos.
  • Discalculia Ideognostical , que se refiere a problemas en la comprensión de conceptos y relaciones matemáticas.
  • Discalculia operativa , que se refiere a problemas en la realización de operaciones aritméticas.

 

 

PlazaToy

 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Cómo mantener a los niños relajados y tranquilos en casa

Actividades para niños con discapacidad intelectual

Siguiente

Deja un comentario