Aprender a leer:Consejos a Padres de Niños con Discapacidad

| |

Aprender a leer en Niños con Discapacidad

 parientes y amigos

Aprender a leer  consejos para padres de niños con discapacidad

Niños con Problemas del habla y del lenguaje
Niños con TDAH
Niños con Trastorno del Espectro Autista
Niños con pérdida de audición o sordera
Niños con baja visión o ceguera
Niños con Discapacidad Intelectual

Niños con Problemas del habla y del lenguaje

Los niños con problemas de habla y lenguaje pueden tener dificultades para compartir sus pensamientos con palabras o gestos. También les cuesta decir palabras con claridad y la comprensión oral o escrita. Léale a su hijo y leer en voz alta para que puedan fortalecer sus habilidades de habla y lenguaje.

Los bebés y niños pequeños

Enséñele a su hijo el amor por los libros
Compartir la lectura de libros juntos es una fantástica forma de relacionarse con su hijo o hija y ayudarle en su desarrollo . Déle a su hijo un gran regalo que durará para toda la vida  ¡el amor por los libros!

Consejos para leer con su bebé o niño pequeño
Cada vez que lee a su hijo, está ayudando a su cerebro a desarrollarse. Así que siga leyendo a su niño todos los días. Escoja libros con los  que usted piense que su hijo va a disfrutar y van a ser divertidos para el pequeño.

Puesto que los niños más jóvenes tienen poca capacidad de atención, trate de leer durante unos minutos en un principio. Entonces con un “ratito” todos los días construirá el momento de leer juntos. Su hijo pronto verá la lectura como un tiempo de ¡ diversión!

Aquí tiene algunas cosas que puede intentar:
Lea la misma historia una y otra vez. La repetición le ayudará a aprender el lenguaje.
Escoja libros con rimas o canciones. Marque un ritmo y ayude a su hijo a  aplaudir en los cambios. A medida que su niño se desarrolla, pídale que complete con palabras la historia que usted le cuenta.
Señale los dibujos y háblele de ellos.  También puede pedir a su niño  que apunte a ciertas imágenes. (“¿Donde esta el gato?”)
Háblele acerca de los eventos en la vida de su hijo que se relacionan con la historia. (“¡Ese oso tiene un pijama azul  igual que el tuyo!”)
Hágale preguntas acerca de la historia. (“¿Es ese el conejito que se esconde ?”)

Preescolares y niños en edad escolar

Enséñele a  sus hijos en edad preescolar o  escolar el amor por los libros infantiles
Cuando usted lea a su hijo combine el tiempo de lectura con mimos y juego al mismo  tiempo, su hijo vinculará libros con tiempo de  diversión . Así que a seguir leyendo a su niño todos los días. Escoja libros que se encuentran en el nivel del lenguaje de su hijo y que a su hijo les guste.

Aquí hay algunas cosas que usted puede intentar:
Discutir la historia con su hijo. (“¿Por qué crees que el mono le robó la llave?”)
Enseñe a su hijo a ser consciente de los sonidos de las letras. (Mientras que apunta a una imagen de una serpiente, pregunte: “¿Qué sonido hace una serpiente ?”) A medida que su niño se desarrolla, hágale preguntas más complejas. (Mientras que apunta a una imagen de una pelota, pregunte: “¿Qué sonido hace ‘bola’ ?”)
Haga listas de palabras que riman  o comienzan con el mismo sonido.

Niños con TDAH

Si su niño tiene TDAH, prestar atención durante largos períodos de tiempo puede ser un desafío para  él. Por lo tanto,  hacer que el tiempo de lectura sea un momento de diversión para usted y su hijo.

Algunos padres sospechan de TDAH desde el principio cuando su niño es mucho más activo que otros niños de su edad. Sin embargo, el trastorno a menudo se hace más evidente cuando el niño entra en la escuela. A veces, el niño con TDAH puede actuar por impulso y puede tener problemas para seguir instrucciones o estar sentado quieto. ¿Cómo saber si su hijo es sólo muy activo o tiene TDAH? Lo mejor es obtener una evaluación de un profesional de la salud capacitado.

En primer lugar, elija un lugar tranquilo, lejos de la televisión, la radio, y el ruido de los videojuegos. Leer por períodos cortos  y dejar el libro de inmediato si su hijo pierde el interés. Retomar el libro posteriormente y leer por otro período de tiempo corto.

Aunque el TDAH se diagnostica durante la infancia, la adición de la lectura a la rutina diaria de su hijo es muy beneficioso. El tiempo de lectura puede ayudar a su niño “altamente energético” a prepararse para la siesta y la hora de acostarse. Y recuerde – leer juntos durante 10 minutos por la mañana es una buena manera de comenzar el día con una nota positiva.

Consejos para leer con su bebé o niño pequeño
Trate de leer  unos minutos en un principio, con esto está construyendo el momento de leer juntos. Su hijo  verá el tiempo de lectura como tiempo de ¡ diversión!

Aquí hay algunas cosas que puede intentar:
Comprar libros o tomar  libros prestados de la biblioteca. Cante junto con la lectura del libro para mantener el interés de su bebé. Su bebé no le importa si se puede cantar en ¡clave!
Lea en voz alta. Hable sobre los dibujos cuando lea el texto. Ayude a su pequeño apuntando  los objetos que usted nombre en el libro. Haga preguntas sobre la historia que está leyendo como una forma de mantener el interés de su hijo.
Interponer cortos períodos de tiempo de lectura con el tiempo de juego para darle a su niño la oportunidad de moverse.
Continúe leyendo durante unos minutos más aún si el niño se retuerce en tu regazo. Todavía  puede escuchar  la historia a pesar de que está jugando cerca de usted.

Niños en preescolar o en edad escolar
Recuerde que cuando usted lee a su hijo, combina el tiempo de lectura con mimos y jugar , su hijo va a vincular libros con  tiempo de diversión .

Aquí tiene algunas cosas que puede intentar:
Apague la televisión y la radio y encontrar un lugar tranquilo para leer sin distracciones.
Escoja libros que le interesan a su hijo, tales como libros sobre los animales o los deportes.
Lea en voz alta y hable de las imágenes. Permita que su niño también escoja los libros, y pídale que  lea en voz alta.
¡Alabe los esfuerzos de su hijo en la lectura!

Niños con Trastorno del Espectro Autista

Si su hijo tiene trastorno del espectro autista leve o grave, la lectura es una actividad divertida que puede ayudar en el aprendizaje de su niño y las habilidades sociales. Los momentos  con libros  puede ser una buena forma de conectar con su hijo o hija. La lectura también ayuda el desarrollo del lenguaje de su niño y de su capacidad de escucha.

Los niños con TEA a veces tienen problemas para hacer contacto visual y compartir sus pensamientos con palabras o gestos. Algunos niños tienen una capacidad de atención muy corta cuando se está leyendo o al leer ellos mismos. Trate de leer por períodos cortos de tiempo, señalar y nombrar  los objetos a medida que lea.Otros niños con TEA pueden leer  desde muy temprana edad y mostrar gran interés en ciertos temas y quiere leer todo lo que pueden de ese tema.  La lectura es una actividad divertida que puede ayudar en el aprendizaje de su hijo y las habilidades sociales.

Si su hijo le gusta la rutina en su día a día trate de leerle su libro favorito para ayudar a llevarlo  de una tarea a otra. Por ejemplo, la lectura puede sentar las bases para la siesta y la hora de acostarse. Trabajar con el comportamiento de su hijo  para aprender con la lectura habilidades sociales, nuevas actividades y transiciones.

Consejos para leer con su bebé o niño pequeño
Cada vez que lea a su hijo, está ayudando a su cerebro a que se desarrolle. La lectura en voz alta a su pequeño le permite escuchar su voz y escuchar las palabras habladas. Su hijo es probable que haga preguntas y aprenda sobre el mundo a su alrededor. Por lo tanto ;  plante la semilla de la lectura que se quedará con su hijo durante toda su vida.

Trate de leer  unos minutos  en un principio. Su niño verá el tiempo de lectura como ¡tiempo de  diversión y  tiempo de aprendizaje!

Aquí  algunas cosas que puede intentar:
Libros  que tengan fotos y dibujos de los bebés y  rostros de  personas. Esto puede ayudar a su hijo a reconocer las emociones.
Lea la misma historia una y otra vez. La repetición le ayudará a aprender el lenguaje.
Lea en voz alta. Hable sobre  los dibujos y lea el texto.
Encuentre  libros que tengan un montón de repetición de frases. También  libros con rimas. Suavemente aplaudir con sus manos y ayudar a su bebé a aplaudir al ritmo.
Encuentre libros que tengan botones donde su hijo pueda presionar y obtener sonidos.

Preescolares y niños en edad escolar
Recuerde que cuando usted lee a su hijo está  vinculando libros con  tiempo de  diversión.

Aquí tiene algunas cosas que puede intentar:
Sentarse en el suelo junto a su hijo.
Lea en voz alta. Hable sobre  los dibujos y lea el texto.
Encuentre libros sobre temas que le interesan a su hijo, tales como libros sobre los animales o deportes…
Encuentre  libros con botones  que hacen sonidos.  Libros de audio  que su hijo pueda iniciar o detener pulsando un botón.

Niños con pérdida de audición o sordera

Déle a su hijo un gran regalo que durará para toda la vida ¡el amor por los libros!

La pérdida de audición o discapacidad auditiva  varía de parcial a la sordera total . Algunos niños pueden escuchar mejor con un audífono, implante coclear, o el sistema FM. Otros no pueden. La pérdida de audición puede durar poco tiempo, o nunca puede desaparecer. Algunos niños nacen con pérdida auditiva. Otros la desarrollan más tarde en la vida. Estos factores afectan a los desafíos que su hijo se va a enfrentar en aprender a leer.

Consejos para leer con su bebé o niño pequeño
Cada vez que lee a su hijo,  está ayudando a su cerebro a que se desarrolle. Así que sigue leyendole  todos los días. Escoja libros con los que usted piensa que su hijo va a disfrutar. Libros que riman o repiten el mismo sonido son estupendos para que su niño a aprenda los sonidos de las letras y las palabras.

Puesto que los niños más jóvenes tienen poca capacidad de atención, trate de leer durante unos minutos  en un principio.  Su hijo pronto verá el tiempo de lectura como tiempo de la ¡diversión!

Algunas cosas que  puede intentar:
Lea la misma historia una y otra vez. Esto ayudará a que sus palabras sean capturadas por el sino las había entendido en un principio. Explicar la historia, según sea necesario.
Asegúrese de que su hijo pueda ver su cara y las imágenes. Esto hace que  su hijo siga la historia, incluso si él no coge todas las palabras.
Haga que su niño pase las páginas, toque las imágenes, y levante las solapas. Esto le dará al pequeño una práctica en el uso de las manos, y desarrolla su motricidad fina.
Utilice un sencillo lenguaje de signos a medida que lee.

Preescolares y niños en edad escolar

Algunas cosas que puede intentar:
Lea la misma historia una y otra vez. Explicar la historia, según sea necesario.
Asegúrese de que su hijo pueda ver su cara y las imágenes. Esto ayudará a su hijo a seguir la historia, incluso si él no coge todas las palabras.
Use animales o personajes de peluche para representar la historia.

Niños con baja visión o ceguera

Encontrarás en el intercambio de lectura  con tu hijo  una  manera maravillosa de relacionarse con él. La lectura también ayuda en el desarrollo del lenguaje de su hijo y las habilidades de escuchar cuando se habla de las historias y se hacen preguntas. Libros de letra grande pueden beneficiar a un niño con leve a moderada pérdida de visión a descubrir el mundo de los libros y hacer más fácil el seguimiento de las palabras.
Los bebés y niños pequeños

No olvidemos que  escuchar libros de audio juntos sentados es otra manera de introducir historias a su hijo con problemas de visión.

Libros de letra grande pueden ayudar a un niño con leve a moderada pérdida de visión a descubrir el mundo de los libros. Estos libros tienen letras grandes y ofrecen un alto contraste entre las palabras y la página para hacer el seguimiento más fácil.

Los niños que tienen poco o nada de la vista pueden aprender a leer Braille.

Consejos para leer con su bebé o niño pequeño
Cada vez que lea a su bebé,  está ayudando a desarrollar el cerebro de su hijo . La lectura en voz alta a su hijo que le permite escucharle y escuchar las palabras habladas. Su pequeño también es  probable que le haga preguntas y aprenda sobre el mundo que le rodea.

Puesto que los niños más jóvenes tienen poca capacidad de atención, trate de leer durante unos minutos  en principio.

Aquí hay algunas cosas que usted puede intentar:
Siéntese con su hijo a su lado. Si su hijo tiene baja visión, asegúrese de que hay un montón de luz para ayudarle a ver la página.
Libros  que tengan texturas que su hijo pueda tocar.
Ayude a su niño  con objetos que se nombren en el libro.
Lea en voz alta. Hable sobre los dibujos y lea el texto.
Encuentre  libros que tengan rimas. Aplauda y ayude a su bebé a aplaudir al ritmo.
Libros que tengan botones y que su hijo puede presionar para emitir  sonidos.
Busque libros que tengan formas suaves o con textura. Encuentra  libros con piezas de relieve y texturas que su hijo puede sentir .

Preescolares y niños en edad escolar

Aquí tiene algunas cosas que usted puede intentar:
Siéntese a su hijo a su lado. Si su hijo tiene baja visión, asegúrese de que hay un montón de luz para ayudar a su hijo a ver la página.
Lea en voz alta. Hable acerca de los dibujos y lea el texto.
Encontrar libros de letra grande sobre temas que le interesan a su hijo, tales como libros sobre los animales o los deportes.
Libros que tienen botones y al presionar  hacen sonidos. Comprar libros de audio que su hijo pueda iniciar o detener pulsando un botón.
Buscar libros en Braille si su hijo lee Braille.
¡Alabe los esfuerzos de su hijo en la lectura!

 Niños con Discapacidad Intelectual

Como todos los niños, su hijo aprenderá y se desarrollará, sin embargo, es probable que se desarrolle más lentamente que otros niños de su edad. Leer en voz alta y hablar sobre la historia y las imágenes le ayudarán a su hijo a mejorar su vocabulario y  a enseñarle gramática. Aquí hay algunos consejos para ayudar a su hijo a disfrutar los libros y la lectura.

Los bebés y niños pequeños
Cuando su hijo lea a usted, nombre los objetos y personajes de la página,  conseguirá con esta  práctica un añadido para mejorar su memoria y sus habilidades del lenguaje hablado. A medida que su hijo crece, hable con sus maestros sobre las formas de lectura y juegos de palabras de coincidencia que pueden ayudar a mejorar sus habilidades de lectura.

Algunas cosas que usted puede intentar:
Libros  que tengan gruesas páginas, y sean robustos.
Encuentra los libros que tengan rimas. Aplauda y ayude a su bebé a  aplaudir al ritmo de las palabras.
Busque libros que enseñen  las cosas cotidianas, tales como colores, formas, números y letras.
Lea en voz alta. Hablele  de los dibujos . Ayude a su hijo apuntándole  los objetos que  nombran en el libro.

Preescolares y niños en edad escolar

Aquí tiene algunas cosas que usted puede intentar:
Libros  sobre temas que puedan fortalecer las habilidades de la vida diaria de su hijo, tales como libros sobre la hora de dormir o ir al dentista. También,  libros sobre cosas que su hijo disfruta, como los animales.
Lea en voz alta y háblele de las imágenes. Pídale a su niño que nombre objetos o lea en voz alta.
¡Alabe los esfuerzos de su hijo en la lectura!
Encuentra  libros que tengan botones para presionar y que hacen sonidos, y libros de audio.

En este enlace tienes juguetes, libros y recursos para Aprender a Leer

 

 

Más artículos…

Facebooktwitterpinterest
    Previous

    Mejorar la memoria de los niños en edad escolar

    Aprender a Escribir

    Next

    Deja un comentario