Construir buenas relaciones Padres-Hijos

| |

Las relaciones positivas entre padres e hijos son importantes para todas las áreas del desarrollo de los niños. Al estar en el momento, pasar tiempo de calidad y mostrar calidez, cuidado y respeto, puede fortalecer la relación con su hijo.

actividades en familia

 

Importancia de las buenas relaciones entre padres e hijos

Las relaciones tempranas más importantes de los niños son con los padres.

Las relaciones positivas entre padres e hijos ayudan a los niños a aprender sobre el mundo: si el mundo es seguro y está protegido, si son amados, quién los ama, qué sucede cuando lloran, ríen o hacen una mueca, y mucho más…

Estas relaciones afectan todas las áreas del desarrollo de los niños .

Puede construir una relación positiva entre padres e hijos de la siguiente manera:

  • Crear un ambiente de confianza y respeto.
  • Estar en el momento importante con tu hijo
  • Pasar tiempo de calidad junto a su hijo

No existe una fórmula para acertar en la relación padre-hijo, y habrá momentos en los que sea difícil relacionarse de la manera que usted desea. Pero si continúa trabajando para mejorar su relación con el tiempo , su hijo se sentirá amado y seguro.

 

Ambiente de confianza, cuidado y respeto entre padres e hijos.

La confianza y el respeto son esenciales para una relación positiva entre padres e hijos.

Incluso en los primeros años con su bebé, es importante desarrollar confianza y respeto. Su bebé se sentirá seguro cuando sepa que puede confiar en sus cuidadores principales, sus padres, para satisfacer sus necesidades. La confianza y el respeto se convierten en una calle de doble sentido a medida que su hijo crece.

Puede fomentar la confianza y el respeto en su relación con los siguientes tips:

  • Esté disponible cuando su hijo necesite apoyo, atención o ayuda, ya sea para recogerlo  cuando empiezan a caminar, o cuando su hijo adolescente lo llama después de una fiesta. Esto lo ayuda a aprender a confiar en que estarás allí cuando te necesite.
  • Conozca a su hijo y valórelo por lo que es. Si le encanta el fútbol, ​​anímalo o pregúntale sobre sus jugadores favoritos. Esto muestra respeto por sus sentimientos y opiniones, y también le hace saber que puede confiar en ti.
  • Permita que la relación evolucione a medida que su hijo se desarrolle y que sus necesidades e intereses cambien. Por ejemplo, es posible que tu hijo preadolescente ya no te quiera cerca cuando va al parque con sus amigos, a pesar de que a él le encantaba jugar allí contigo.
  • Establezca algunas reglas familiares firmes pero justas . Las reglas son declaraciones claras sobre cómo su familia quiere cuidar y tratar a sus miembros. Pueden ayudar a su hijo a confiar en que será coherente en la forma en que lo trata.

 

Estar en el momento justo ayuda a las relaciones entre padres e hijos

Cuando hablamos de «estar en el momento», lo que queremos decir es que se trata de sintonizar y pensar en lo que está sucediendo con su hijo . Le muestra  que le importan las cosas que le gustan a él, lo cual es la base de una relación sólida.

Aquí exponemos algunas ideas para estar en el momento con su hijo:

  • Observe lo que está haciendo su hijo y comente o aliéntelo. Por ejemplo, ‘¿Son los bloques azules los comerciantes? ¿Y el bloque rojo está comprando? ¿Qué está comprando?
  • Escuche a su hijo e intente sintonizar con lo que realmente está diciendo. Por ejemplo, si te está contando una larga historia sobre muchas cosas que sucedieron durante el día, realmente lo que podría estar diciendo es que le gusta su nuevo maestro o que está de buen humor.
  • Piense en lo que le dice el comportamiento de su hijo, esto le dará pistas sobre lo que realmente necesita. Por ejemplo, si su hijo adolescente está dando vueltas en la cocina y no habla mucho, es posible que solo quiera estar cerca de usted. Podrías darle un abrazo o dejar que ayude con la cocina, sin necesidad de hablar.
  • Deje la iniciativa a sus hijos, por ejemplo: Cuando juegues con tu hija menor, juega lo que ella quiere, imítala y diviértete juntos. O  que un niño mayor tome la iniciativa apoyando sus ideas; por ejemplo, diga sí si decide planificar una comida familiar. Y también cuando su hijo exprese una opinión, use la conversación como una forma de aprender más sobre lo que piensa y siente.
  • Repetir o reformular las palabras de su hijo, sonreír y hacer contacto visual le hará saber que está prestando atención cuando habla o pasan tiempo juntos. Estas expresiones de calidez e interés ayudan a su hijo a sentirse seguro y desarrollar su confianza.

 

Más contenido de la web…

Las dos ollas
Facebooktwitterpinterest
Anterior

Los albaricoques ayudan a proteger los ojos y las encías de su hijo

Las reglas familiares pueden ayudar a llevarse mejor.

Siguiente

Deja un comentario