Las ranas y el pantano seco

| |

 

 

Vivían dos ranas en un bello pantano, pero llegó el verano y se secó, por lo cual lo abandonaron para buscar otro con agua. Hallaron en su camino un profundo pozo repleto de agua, y al verlo, dijo una rana a la otra:

 

— Amiga, bajemos las dos a este pozo.

 

— Pero, y si también se secara el agua de este pozo, — repuso la compañera –, ¿Cómo crees que subiremos entonces?

 

Al tratar de emprender una acción, analiza primero las consecuencias de ella.


Más contenido…

 

Todas las Fábulas de Esopo aquí.

 

 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

La zorra y la careta vacía.

El león enamorado de la hija del labrador

Siguiente

Deja un comentario