En PlazaToy creemos qué los niños necesitan jugar

| |

¿Por qué los niños necesitan jugar?

 

Es muy importante que los niños tengan tiempo de juego libre y desestructurado. En estos días de horarios, rutinas y  responsabilidades, es cada vez más importante que los niños  puedan jugar.

Vea las siguientes razones por las que los niños necesitan jugar (declaraciones con comillas obtenidas de la web ).

1. La Alta Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconoció el juego como un derecho de todos los niños debido a su importancia para el desarrollo infantil óptimo .

2. “El juego es esencial para el desarrollo porque contribuye al bienestar cognitivo, físico, social y emocional de los niños”. El juego es necesario para ayudar a los niños a desarrollar la vida social. Porque aprenden a llevarse bien con los demás niños y adultos, se turnan y muchas otra habilidades. El juego ayuda a nuestros hijos a obtener un desarrollo emocional saludable porque les permite expresar sus experiencias conscientes e inconscientes con respecto a sus sentimientos acerca de su vida y las cosas que están sucediendo a su alrededor.

3. Los niños aprenden a compartir, resolver conflictos, tomar decisiones, ser asertivos y trabajar en grupos a través del juego no estructurado. Aunque algunos niños son más propensos a tener estas habilidades que otros, la mayoría de los niños pueden desarrollar estas grandes habilidades sociales al jugar con otros niños. Incluso jugar solo puede ayudar a un niño a adquirir confianza en sí mismo, asertividad, habilidades para tomar decisiones y mucho más.

4. El juego es importante para el desarrollo neurológico de un niño. Al jugar, los niños promueven un desarrollo cerebral saludable porque fortalecen muchas conexiones neuronales que de otra manera desaparecerían o se debilitarían si no se usaran.

5. El juego ayuda a los niños a adaptarse a la escuela y mejora su preparación y disposición  para aprender. Cuando a los niños se les permite jugar sin que se les diga lo que tienen que hacer específicamente, se enfocan más, tienen mayor capacidad de atención y mejoran sus habilidades académicas.

6. Los estilos de vida familiares excesivamente programados en ocasiones conllevan menos tiempo para la interacción de calidad entre padres e hijos y el juego impulsado por los niños. Muchas familias se beneficiarían de las rutinas menos apresuradas que permitan el juego no estructurado. La vida familiar y los problemas de comportamiento infantil pueden mejorar cuando se permite más tiempo y más frecuente   juego dirigido por los niños. Cuando los padres juegan con sus hijos de una manera que les permite decidir qué van a hacer y simplemente estando con el niño e interactuando con ellos a su nivel, las relaciones padre-hijo y la vida familiar pueden mejorar.

7. Los padres pueden mejorar significativamente sus relaciones con sus hijos al aprender a jugar con ellos de una manera específica utilizando juguetes seleccionados cuadodasomaente. Cuando los padres simplemente están con su hijo y realmente se enfocan en su hijo (sin tener prisa o tratando de manejar demasiado el juego), la relación entre ambos puede mejorar enormemente. El tiempo de juego no tiene que ocurrir durante horas al día. Puede ser tan solo unos minutos aquí y allá, pero hacer este tipo de juego diariamente o al menos casi a diario es muy útil para una relación entre padres e hijos.

8. El juego les permite a los niños identificar, expresar y aprender sobre los sentimientos. Los niños a veces usan el juego de simulación para representar cosas que ven en sus vidas:  cómo son sus padres, las experiencias que ocurren en la escuela o cómo son las amistades. En medio de estas experiencias de la vida cotidiana, los niños, por supuesto, tienen sentimientos sobre los eventos. Los niños se vuelven más conscientes de los sentimientos propios y de los demás y de cómo manejarlos expresándolos y trabajando a través de las emociones en juego.

9. Los padres pueden ayudar a los niños que tengan algún tipo de   dificultades o problemas, aprendiendo a jugar con ellos de una manera específica y utilizando juguetes inteligentemente  seleccionados. Estas dificultades incluyen, pero no se limitan a: problemas emocionales, trastornos generalizados del desarrollo, problemas del habla, retraso madurativo, divorcio de los padres, circunstancias de riesgo, reubicación, inmigración, abuso / negligencia, diagnósticos de salud mental, problemas de acogida / adopción, enfermedades crónicas , dificultades sociales, hiperactividad, discapacidades, dificultades de aprendizaje, exposición a la violencia, dificultades de adaptación y sordera y dificultad auditiva. Hay formas en que un padre puede ayudar a sus hijos con este tipo de problemas mediante el uso de tipos específicos de juguetes y tipos específicos de interacciones. Sin embargo, también hay intervenciones terapéuticas,  que  un profesional versado como terapeuta de juego puede enseñar a un padre a adaptarse mejor a la situación del niño, como la terapia filial, la terapia de interacción padre-hijo y las intervenciones de terapia de juego.

10. Los niños pueden dar sentido a sus experiencias de vida a través del juego no estructurado. Los niños no ven las cosas de la misma manera que los adultos, por lo que pueden usar el juego para comprender mejor ciertas experiencias de la vida.

Más contenido…

 

PlazaToy


 


 

Por favor si te ha gustado esta información, ayúdanos a que llegue a la mayor cantidad de personas. Sólo con hacer “click” en los botones de abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡ Gracias por tu ayuda !

 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Muñecas para niñas y coches para niños: Anuncios de juguetes sexistas

A guide to styling and making Dispatch your own

Siguiente

Deja un comentario