Disgrafía en niños: algo más que mala letra

By

Última actualización: julio 18th, 2019 - 07:30 pm

aprender a escribir

 

Disgrafía en niños: algo más que mala escritura

Los padres debemos sospechar de disgrafía si la letra de un niño es extraordinariamente difícil de leer.

Disgrafía es una discapacidad del aprendizaje que afecta a la escritura.

La escritura no es una habilidad fácil. No sólo se requiere la capacidad de organizar y expresar ideas en la mente. También es necesaria la capacidad de conseguir que los músculos de las manos y los dedos para formar esas ideas, letra por letra, y plasmarla en el papel.

Los expertos dicen que los maestros y los padres deben sospechan de disgrafía si la letra de un niño es extraordinariamente difícil de leer. Las letras pueden ser de un tamaño o espaciadas de forma incorrecta. Las letras mayúsculas podrían estar en los lugares equivocados. La mano, el cuerpo o el papel del niño podría estar en una posición extraña a la hora de la escritura. Estos pueden ser signos de disgrafía. Los problemas de ortografía también pueden estar relacionados con el trastorno de la disgrafía en niños.

Mucha gente tiene mala letra, pero disgrafía es más grave. La disgrafía en niños  es un trastorno neurológico que suele aparecer cuando los pequeños están aprendiendo a escribir. Escribir a mano puede ser físicamente doloroso para las personas que  padecen de disgrafía. Hay diferentes tipos de disgrafía. Y puede aparecer con otros problemas de aprendizaje en los niños, sobre todo en la parte del lenguaje.

Los expertos no están seguros de cuál es su causa. Pero dicen que el tratamiento temprano puede ayudar a prevenir o reducir muchos problemas. Por ejemplo, los ejercicios especiales de motricidad fina pueden aumentar la fuerza en las manos y mejorar la memoria muscular. Esta es la formación de los músculos para recordar las formas de las letras y los números.

Los niños pueden probar con ayudas para escribir como un lápiz grueso o grips ajustables al lápiz para ver si eso ayuda. Las escuelas también pueden proporcionar intervenciones simples como más tiempo para completar las actividades de escritura o maestros de apoyo para tomar notas.

Los niños con disgrafía pueden ser capaces de evitar los problemas de la escritura mediante el uso del ordenador. Sin embargo, los expertos dicen que  ganan más  con una instrucción especial que les  ayude a organizar sus pensamientos y ponerlos por escrito. Dichas habilidades se vuelven más importantes a medida que los niños crecen y el trabajo escolar se vuelve más difícil.

En este enlace tienes algunos productos que pueden beneficiar en la escritura de los niños.

 


Disgrafía: Discapacidad  en el aprendizaje

 

La  disgrafía son problemas de aprendizaje basados ​​en neurología. Se diagnostican casi siempre en primaria  pero aveces no se diagnostican hasta la secundaria. Se diagnostica a través de una evaluación que incluye la recopilación de información sobre los hitos del desarrollo, el desempeño escolar y el aporte de padres y maestros.


Síntomas de Disgrafía

La disgrafía, también conocida como trastorno de expresión escrita, crea problemas en la escritura. Aunque la letra manuscrita pobre o ilegible es uno de los signos distintivos de la disgrafía, hay más en esta discapacidad de aprendizaje que simplemente tener mala letra.  Discapacidades del Aprendizaje indica que las dificultades de escritura pueden surgir de dificultades visual-espaciales y dificultades de procesamiento del lenguaje, es decir, cómo un niño procesa la información a través de los ojos y los oídos.

 

Algunos  síntomas de la disgrafia son:

  • Dificultad para sostener o agarrar un bolígrafo o  un lápiz
  • Espaciamiento incoherente entre letras, palabras y oraciones
  • Utilizar una mezcla de mayúsculas y minúsculas y  mezclar también escritura cursiva e impresa
  • Escritura descuidada e ilegible
  • Enfados y pereza para  completar tareas de escritura
  • Omitir letras o no terminar palabras al escribir
  • Uso inconsistente o inexistente de la gramática

 

Además de los problemas al escribir, los niños con disgrafia pueden tener problemas para organizar sus pensamientos o para hacer un seguimiento de la información que ya han escrito. Les puede costar tanto  escribir cada letra que pierden el significado de las palabras.


 

Tipos de Disgrafía

Disgrafía es  un término general que abarca varios tipos diferentes:

 

Disgrafía disléxica – Una velocidad normal de la motricidad fina y los estudiantes son capaces de dibujar o copiar material, pero la escritura espontánea es a menudo ilegible y la ortografía es deficiente.

Disgrafia motora – Deterioro de la velocidad motora fina, problemas con la escritura espontánea y copiada, la ortografía oral no se ve afectada, pero la ortografía en la escritura puede ser pobre.

Disgrafia espacial – La velocidad motora fina es normal pero la escritura a mano es ilegible, ya sea copiada o espontánea. Los estudiantes pueden deletrear cuando se les pide que lo hagan oralmente pero la ortografía es mala al escribir.


 

Tratamiento

Como con todas las discapacidades de aprendizaje, el reconocimiento temprano, el diagnóstico y la terapia ayudan a los niños a superar algunas de las dificultades asociadas con la disgrafía y se basa en las dificultades específicas de cada estudiante.

Mientras que otras discapacidades como  la dislexia se trata principalmente a través de adaptaciones, modificaciones e instrucciones específicas sobre la conciencia fonética , el tratamiento para la disgrafia puede incluir terapia ocupacional para ayudar a desarrollar la fuerza muscular y la destreza e incrementar la coordinación mano-ojo. Este tipo de terapia puede ayudar a mejorar la escritura a mano o por lo menos evitar que continúe empeorando.

En los grados más jóvenes, los niños se benefician de la instrucción intensa en la formación de letras y en el aprendizaje del alfabeto.

Escribir letras  con los ojos cerrados también ha resultado ser útil. Al igual que con la dislexia, se ha demostrado que los enfoques multisensoriales del aprendizaje ayudan a los estudiantes, especialmente a los jóvenes estudiantes con formación de letras. A medida que los niños aprenden la escritura cursiva , algunos encuentran más fácil escribir en cursiva porque resuelve el problema de espacios inconsistentes entre letras. Debido a que la escritura cursiva tiene menos letras que se pueden invertir, como / b / y / d /, es más difícil mezclar letras.

 


 

Algunas sugerencias

  • Uso de papel con líneas  para ayudar a los estudiantes a escribir más uniformemente y permanecer dentro de las líneas.
  • Hacer que el estudiante use diferentes bolígrafos / lápices con una variedad de agarres para encontrar el que sea más cómodo para el niño
  • Permita que los niños  usen cursiva, lo que sea más cómodo para él.
  • Proporcione a su niño o estudiante temas que sean interesantes y emocionalmente participativos para él.
  • Pida a su hijo que escriba un primer borrador, sin preocuparse por la gramática o la ortografía. Esto permite al niño concentrarse en crear y contar historias. Enseñe ortografía y gramática por separado de la escritura.
  • Ayude al estudiante a crear un esquema antes de comenzar la escritura real. Trabaje junto a él  en el esquema, ya que puede tener dificultades para organizar sus pensamientos.
  • Rompa con los  grandes proyectos de escritura en favor de tareas más cortas. Por ejemplo, si usted ha escrito un bosquejo del proyecto, haga que el  niño se enfoque en escribir solamente una sección del esquema (cada vez).
  • Debe idear y realizar  actividades divertidas para escribir, tales como enviar tarjetas postales o mantener un diario sobre un tema favorito o un equipo deportivo.

 

Discapacidad

 

Y además …

Guardar

Facebooktwitterpinterest

DEJA UN COMENTARIO

Your email address will not be published.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Últimos post

Hot News