El nogal

| |

 

 

Un nogal que había crecido al pie de un camino y al cual los caminantes herían a pedradas para tomar sus frutos, dijo para sí suspirando:

 

-¡Infeliz de mí que por mi bondad todos los años me atraigo injurias y dolores!

 

Hay quienes pagan con mal hasta los mejores bienes recibidos.
Seamos siempre agradecidos y no causemos daño.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Las moscas

El apicultor

Siguiente

Deja un comentario