El eunuco y el sacerdote

| |

 

 

Un eunuco fue en busca de un sacerdote y le pidió que hiciera un sacrificio en su favor a fin de que pudiera ser padre.

 

Y el sacrificador le dijo:

 

Observando el sacrificio, pido que tú seas padre; pero viendo tu persona, ni siquiera me pareces un hombre.

 

No debemos pretender lo que bien sabemos que no estamos en condiciones de obtener.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

El apicultor

Los hijos desunidos del labrador

Siguiente

Deja un comentario