¿A qué edad debe comenzar a enseñarle a su hijo sobre el crédito?

| |

Los niños empiezan a formar sus hábitos de dinero de por vida desde el preescolar.

Los investigadores del comportamiento de la Universidad de Cambridge animan a los padres a que empiecen a enseñar a sus hijos sobre el dinero a partir de los 3 años. Y hay formas apropiadas de desarrollo para ayudar a sus hijos a empezar a entender las finanzas personales en cada etapa de la infancia.

A continuación, ofrecemos  consejos sobre cómo empezar a enseñar a sus hijos sobre el dinero, según tres expertos financieros.

juego de contar dinero

 

Edad de 3-5 años

Los niños pequeños que están aprendiendo los números llegan a entender sobre el dinero a través del juego y la observación de las personas más cercanas a ellos. Empiezan a ver las transacciones financieras que tienen lugar en sus hogares, y empiezan a entender que una tarjeta de crédito es algo que sus padres pasan por la caja y que se necesita dinero para hacer compras.

“Desde el punto de vista del desarrollo, los niños pueden entender desde una edad muy temprana que se pueden hacer cuatro cosas básicas con el dinero. Puedes gastarlo, ahorrarlo, invertirlo o regalarlo”.

Estos conceptos son “sencillos”, pero como la mayoría de nosotros nunca recibimos educación financiera en la escuela, puede resultar desalentador saber por dónde empezar con estas conversaciones en casa.

En un nivel socio-emocional, los niños en la etapa de la primera infancia están aprendiendo a tener paciencia, a tomar el control de sus decisiones y a concentrarse. El desarrollo de estas habilidades para la vida les ayudará más tarde cuando llegue el momento de manejar sus finanzas.

 

 

Edad  6-12 años

Además de contar historias, establecer algunas rutinas  puede dar a los niños la oportunidad de practicar habilidades para la vida como contar, planificar y ahorrar su dinero.

Desde el punto de vista del desarrollo,  los niños de este grupo de edad están aprendiendo a planificar con antelación, a presupuestar y a confiar en su propia guía interna a la hora de tomar decisiones. También están desarrollando la habilidad de ser consistentes y ver los objetivos a largo plazo hasta su finalización. Pero también a esta edad sus amigos y la comunidad comienzan a tener una mayor influencia en sus vidas, por lo que se puede observar que comparan sus pertenencias materiales con lo que tienen sus amigos con más frecuencia que cuando eran más jóvenes.

 

Adolescentes y adultos jóvenes de 13 a 21 años

Los adolescentes pueden empezar a tomar algunas decisiones financieras de forma independiente y tomar medidas para prepararse para tener su primera financiación mediante tarjeta de crédito, por ejemplo. Pero antes de que lo hagan, querrás ayudarles a desarrollar habilidades de pensamiento crítico para que puedan tomar decisiones inteligentes sobre su dinero.

Los adolescentes están preparados desde el punto de vista del desarrollo para alinear sus gastos con sus valores, y deberían tener un mayor sentido de quiénes son y qué les importa cuando empiecen a hacerse  adultos. También comienzan a tener en cuenta el futuro mientras toman decisiones de vida más significativas.

Si cree que su hijo adolescente está listo, puede agregarlo como usuario autorizado a su propia tarjeta de crédito. Hacer esto les ayudará a establecer un historial de crédito.

Como usuario autorizado, pueden utilizar su tarjeta para sus gastos diarios, pero como nivel adicional de educación financiera debe tomarse un tiempo cada mes para revisar el estado de cuenta. Revisa con ellos el estado de la cuenta y habla sobre lo que significa pagar, qué pasa si tienes un saldo negativo  y pagas intereses, cuáles son las consecuencias futuras si no pagas esa cuenta.

Este también es un momento estupendo para ayudarles a experimentar de primera mano los beneficios de lograr un objetivo de ahorro a largo plazo. ¡Anímelos a ahorrar!.

 

 

En resumen…

No hay una “edad perfecta” para empezar a enseñar a tu hijo sobre el crédito, pero si tus hijos te preguntan sobre el dinero, entonces… es hora de empezar a enseñarles.

Esto significa que los padres deben buscar signos tempranos de que su hijo está interesado en sus hábitos de gasto, hablar con ellos sobre todas las funciones del dinero, incluso las que no ven y aprender sobre las formas en que puede ayudarles a practicar los hábitos de dinero de manera apropiada para su desarrollo.

Mientras lo hace, puede tomarse el tiempo de construir su propia alfabetización financiera aprendiendo cómo funcionan las tarjetas de crédito, los bancos, los préstamos y la financiación .

Y además…

Presupuesto familiar: Guía fácil para el mejor plan presupuestario

 

 

Facebooktwitterpinterest
    Previous

    Inteligencia emocional: la ventaja que su hijo necesita para triunfar

    Ratoncito Pérez – Cuento tradicional infantil para leer

    Next

    Deja un comentario