La mosca

| |

 

 

Cayó una mosca en una olla llena de carne. A punto de ahogarse en la salsa, exclamó para sí misma:

 

— Comí, bebí y me bañé; puede venir la muerte, no me importa ahora.

 

Al irresponsable no le importa el fracaso si su llegada a él le depara buenos momentos.

 

 

Lee más fábulas…

Facebooktwitterpinterest
Anterior

El murciélago y las comadrejas

Los árboles que querían rey

Siguiente

Deja un comentario