El asno en la piel de león

| |

 

Un asno, habiéndose puesto una piel de león, vagaba en el bosque y se divertía él mismo asustando a todos los animales ingenuos que él se encontraba en sus vagabundeos.

 

Por fin encontrando a una zorra,  trató de asustarla también, pero la zorra apenas oyó el sonido de su voz exclamó:

 

— Posiblemente yo podría haber sido asustada también, si no hubiera oído tu rebuzno.–

 

Al mejor falsificador siempre le sale algún error.

 

Relacionadas…

Zeus y la zorra

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Los gansos y las grullas

El saltamontes y el búho.

Siguiente

Deja un comentario