El vientre y los miembros

| |

 

Los miembros del cuerpo se rebelaron contra el vientre, y le  dijeron,

-¿Por qué deberíamos estar permanentemente contratados en conseguir sus deseos, mientras usted toma su descanso, y se divierte en lujo y autoindulgencia?-

Los miembros realizaron su resolución y negaron su ayuda al vientre.

Entonces el cuerpo entero rápidamente se debilitó, y las manos, pies, boca, ojos, y todos los demás, cuando ya fue demasiado tarde, se arrepintieron de su locura.

 

En cada organización todos sus miembros deben realizar la función para la que ellos fueron puestos.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

El asno que cargaba una imagen

El mono y los pescadores

Siguiente

Deja un comentario