El hombre negro

| |

 

 

Cierto patrón llevó a trabajar a su propiedad a un hombre negro, pensando que su color provenía a causa de un descuido de su anterior propietario.

 

Una vez en su casa, probó todas las jabonadas posibles, intentó toda clase de trucos para blanquearlo, pero de ninguna manera pudo cambiar su color y terminó poniendo enfermo al negro a fuerza de tantos intentos.

 

Lo que la naturaleza diseña, se mantiene firme.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Los bienes y los males

Prometer lo imposible

Siguiente

Deja un comentario