Cómo enseñar analogías

| |

Con un poco de práctica, los estudiantes mejorarán rápidamente su comprensión de las analogías.

Las analogías son una parte importante del lenguaje y ocurren con frecuencia en el habla cotidiana. Comprender las analogías no solo mejora las habilidades del lenguaje de los niños, sino que también puede ayudarles a desarrollar habilidades de razonamiento lógico.

Explicar cómo funcionan las analogías no siempre es fácil al principio, especialmente para los estudiantes más jóvenes que no están acostumbrados a pensar críticamente sobre el lenguaje. Sin embargo, con un poco de práctica, los niños podrán dominar la estructura de la analogía y aplicar este conocimiento a material nuevo.

Paso 1
Comience utilizando ejemplos de analogías en el habla cotidiana. Seguro que sus niños usan y escuchan analogías todo el tiempo; simplemente no saben que este tipo de discurso tiene un nombre. Señale expresiones como “Un ángel es al bien lo que el demonio es al mal.  ” y pregunte a los alumnos si pueden pensar en otros.

Paso 2
Explique que estas expresiones son un tipo de analogía y que una analogía es una relación entre dos conjuntos de ideas que, de lo contrario, pueden no estar relacionadas. “Londres  es en Reino Unido  lo que Madrid  en España

Paso 3
Escriba una analogía en forma de oración . Por ejemplo, podría escribir “Escribir sobre música es como bailar sobre arquitectura. Luego, haga un diagrama de la analogía como” Escribir: música: bailar: arquitectura “. Explique a los alumnos que los dos puntos son” es para “. O, más simplemente, que los dos puntos dobles indican que la relación entre los dos pares de palabras es la misma.

Etapa 4
Trabaja con otros  ejemplos, guiando a tus alumnos a través del proceso. Guíe a los estudiantes a través de la estructura de una analogía, obteniendo sus respuestas para ver si lo están entendiendo.

Paso 5
Proponga a sus alumnos una breve tarea para trabajar individualmente o en grupos. Cree una serie de analogías con el cuarto término en blanco y pida a los alumnos que lo pongan (consecuentemente).

 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

La terapia de juego para mejorar el desarrollo de los niños

Completa mi historia: dinámica fácil y sencilla

Siguiente

Deja un comentario