Por qué comer anacardos es bueno para su familia

| |


El anacardo  es nativo de la costa noreste de Brasil. El árbol lleva una “falsa” fruta en forma de pera, conocida en Brasil como Caju, que significa “la fruta”. También se llama anacardo, y generalmente es de color amarillo o rojo.

El Caju crece justo detrás de lo que parece ser el fruto  y es un pedúnculo hinchado que produce el anacardo. El anacardo real es una drupa en forma de riñón que crece al final del anacardo.

Dentro del núcleo de la nuez encontrarás una capa de líquido espeso entre la cáscara y la nuez. Este aceite se conoce como cardol y es tóxico si se come. Por lo tanto, los anacardos deben limpiarse y tostarse o hervirse para eliminar las toxinas y hacerlo seguro y comestible.

 

anacardos tostados

Aunque los anacardos pueden haberse originado en Brasil, los portugueses extendieron esta planta y ahora se cultiva en áreas con un clima cálido y húmedo. En 2005, el principal país productor de anacardos crudos fue Vietnam, seguido de India, Brasil y Nigeria.

Los anacardos se usan comúnmente en la cocina asiática y, aunque se comen principalmente en su forma completa de nueces,  se pueden triturar para hacer mantequilla similar a la mantequilla de cacahuete o maní.

Los anacardos son una fuente inagotable de vitaminas, minerales y otros nutrientes beneficiosos. Como todos los frutos secos, los anacardos son una  fuente excelente de fibra y proteína. Contienen altos niveles de hierro, magnesio, zinc, cobre, fósforo y manganeso. El cobre ayuda a la producción de energía y proporciona flexibilidad en los vasos sanguíneos, huesos y articulaciones, mientras que el magnesio protege contra la presión arterial alta y ayuda a tener  músculos y huesos sanos. En un estudio, los anacardos redujeron la presión arterial y aumentaron los niveles de colesterol “bueno” en adultos con diabetes tipo 2 sin efectos nocivos sobre el peso corporal, la glucemia u otras variables lipídicas. Comer frutos secos como los anacardos también se ha relacionado con la prevención del enfermedades y el mantenimiento del peso.

100 g de anacardos tostados  sin sal añadida le darán al cuerpo 574 calorías, un contenido de grasa de 46 gramos, 33 gramos de carbohidratos, 15 gramos de proteína y aproximadamente 16 miligramos de sodio.



 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Familias sólidas: qué son, cómo funcionan

Viajar con niños en automóvil, avión, autobús y tren.

Siguiente

Deja un comentario