El mal humor en los niños y qué hacer para evitar este sentimiento

| |

Todos nos ponemos en malos estados de ánimo y, con el tiempo, salimos fuera de ellos. Lo que nos debe preocupar  de un mal humor es ser conscientes de lo que lo está causando .

Hay pasos que usted puede tomar para mejorar su estado de ánimo o el de su hijo, y lo primero es de averiguar  que está causando este mal ánimo.

Aquí tiene causas comunes de mal humor, y cómo se puede hacer para evitarlo.

 

Tener una baja autoestima.

A veces nos  despertamos  sintiéndose mal con nosotros mismos, sin razón aparente. Nuestra autoestima tiende a fluctuar, pero también es importante que si observa ésto en sus niños,  lo apoye. Por lo tanto, cuando la autoestima de su hijo está en una depresión, haga algo para que se sienta bien consigo mismo. Trabajar, hacer deporte  y liberar algunas endorfinas; llevarle  algo que se sienta bien o planear algo en común.

 

Tareas pendientes.

Si sus niños tiene   tareas pendientes pueden sentirse mal, y derribar su estado de ánimo. Pero usted  tiene que ayudar a completar todas las tareas pendientes para mejorar su estado de ánimo( en la medida de lo posible). Los estudios han encontrado que  hacer un plan para hacer frente a las tareas es suficiente para eliminar las molestias mental y mejorar el estado de ánimo. Así que decida cuando se van a hacer la tareas, establecer un horario o planing y  verá  su aligerar el estado de ánimo de sus pequeños.

La culpabilidad.

Sentirse  ligeramente culpable por algo, puede tener un enorme impacto en nuestro estado de ánimo. Olvidar el cumpleaños de alguien puede hacerte sentir mal, incluso si usted se disculpa. La mejor manera de resolver los sentimientos de culpa en sus hijos  es a expiar por sus acciones y buscar soluciones valientes que les harán sentirse mejor.

 

Temor al fracaso

Nuestros hijos pueden preocuparse por  una competición deportiva, la  presentación de un trabajo escolar , o un examen importante. Y esta preocupación puede llevarles días incluso semanas. Los padres debemos audarles a salir de esa fijación, y que se centran en las cosas que están dentro de su control.

 

Agotamiento.

Esto también cae en la categoría obvia, pero a menudo descuidado. Los niños no son los únicos que tienen mal humor cuando están cansados. Cuando no conseguimos suficiente sueño  los impactos en nuestro pensamiento, creatividad , y sobre todo nuestro estado de ánimo general. Si puede, tome una siesta de 15 minutos. Incluso una breve siesta puede ser suficiente para recargar las pilas y  salir del bache.

Sentirse desconectado.

Podemos quedar tan atrapados en la vida que descuidamos nuestras necesidades emocionales y sociales, y empezamos a sentir desconectados de las personas que nos rodean. Para evitar este sentimiento en sus niños lo mejor es tomarse un descanso y jugar con ellos. Los estudios también han encontrado que incluso breves interacciones sociales con conocidos pueden mejorar el estado de ánimo.

 

Hambre .

Es bastante obvio, pero es sorprendente la frecuencia con la que olvidamos que el hambre dá sentimientos de mal humor.  Si ha pasado un tiempo desde la última vez que comió … tome un aperitivo.

PlazaToy

Facebooktwitterpinterest
Anterior

El potencial de un juguete educativo para niños con discapacidad

Las Habilidades de Juego en Niños con TEA

Siguiente

Deja un comentario