Cómo manejo las reacciones de las personas ante la discapacidad de mi hijo

| |

Las personas reaccionarán de diferentes maneras ante la discapacidad de su hijo. Estar preparado para las reacciones positivas y negativas puede ayudarlo a lidiar con ellas.
Las reacciones negativas pueden ser molestas. A menudo puedes dejarlos pasar. A veces es posible que desee desafiar las reacciones de algunas personas.
Si las reacciones de las personas son difíciles de manejar, podría serle útil buscar apoyo profesional o hablar con otros padres en situaciones similares.

 

Cómo podrían reaccionar las personas ante su hijo con discapacidad

Las personas reaccionarán y responderán de diferentes maneras ante la discapacidad de su hijo.

Algunas personas serán muy abiertas y usted misma sentirá su apoyo y ayuda. Por otro lado, otras  pueden ser desdeñosas y juiciosas con respecto a los niños con discapacidad. Las personas también pueden pensar que la discapacidad de su hijo les da el derecho de hacerle preguntas a usted e incluso darle consejos sobre su niño.

Unas veces responderás mejor que en otras , y eso está bien. Si está preparada para todo tipo de reacciones a la discapacidad de su hijo, será más probable que pueda responder de la manera que desee.‎

 

Reacciones positivas ante la discapacidad.

La mayoría de las personas serán de apoyo, sensibles y útiles. Por ejemplo:

  • «Eso suena bastante agotador. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarte?
  • ‘Es un gran privilegio trabajar con Manuel. Es un gran niño.
  • ‘María es fantástica en pintura. Es muy creativa. Podría disfrutar de nuestro grupo de arte después de la escuela ‘.
  • ‘Dani jugó hoy muy bien con Isabel Es emocionante ver su progreso ‘.

 

Cuando alguien hace un comentario útil o positivo, es bueno responder de una manera que abra la conversación, por ejemplo, ‘Gracias, eso es realmente alentador’. Será más probable que las personas sigan respondiéndole a usted y a su hijo de esta manera si usted también es positivo al responder.

 

Reacciones inútiles o negativas ante la discapacidad

A veces las personas no están seguras de cómo responder ante la discapacidad, por lo que pueden decir cosas inútiles o  hirientes, incluso sin la intención de hacerlo.

En otras ocasiones, la gente simplemente dice o hace cosas desagradables y dañinas por sus propias razones. Por ejemplo…

.- Cuando nunca se les ha enseñado de manera diferente y podrían decir cosas como: ‘Ocultemos la pelota al niño con ojos graciosos’
.- Puede que no entienda realmente sobre la discapacidad: ‘Lo siento, pero no podemos invitarlo al cumpleaños . Tenemos contratado en la fiesta un castillo para saltar y él no podría hacerlo . Él solo se enfadará ‘
.- Dar consejos no deseados, por ejemplo: ‘Conozco a otra persona que tenía la misma discapacidad y debes de  comprar este paquete de Internet bla, bla, bla… ‘

.- Echar la culpa a alguien , por ejemplo, ‘¿Es así porque trabajaste hasta que nació?’

.- Simplemente son insensibles: ‘Afortunadamente, tus otros hijos son normales’ o ‘¿Los genes de su padre causaron eso? Nunca deberías haber tenido hijos con él.

.- No sabe qué decir o hacer, por lo que hacen algo inapropiado, como prestar toda la atención a su hijo e ignorar a sus hermanos, o preocuparse en exceso por su hijo con discapacidad.

Es normal sentirse molesta y herida por reacciones como estas, y no hay una manera correcta de responder. La forma en que responda depende de cómo se sienta, quién hizo el comentario, las circunstancias  y dónde se encuentre en ese momento. Pero  es útil tener algunas estrategias a las que recurrir cuando te enfrentas a reacciones inútiles.

 

Cómo manejar las reacciones inútiles o negativas a la discapacidad.

Elija sus batallas
A veces, es posible que desee defenderse por sí mismo o por su hijo y corregir o desafiar un comentario negativo. Si puedes mantener la calma y hablar con claridad,  te puede ser muy enriquecedor.

Pero a veces es posible que no se sienta preparada para una confrontación o que se dé cuenta de que no habrá ninguna diferencia. En situaciones como esta, lo mejor es dejarlo pasar . Puedes simplemente ignorar el comentario y cambiar el tema.

Aprovecha la oportunidad para educar.
En ocasiones, es posible que desee ayudar a la persona educándola sobre la discapacidad de su hijo. Por ejemplo, ‘Muchos niños con trastorno del espectro autista van a la escuela primaria’.

Si otro niño le pregunta sobre el comportamiento o la capacidad de su hijo/a, puede responder honestamente con un lenguaje que el niño pueda entender. Por ejemplo, ‘Los músculos de las piernas de María se cansan, y no puede caminar rápido’.

Use una respuesta estándar
A veces, una respuesta estándar es todo lo que necesita. Por ejemplo: ‘es complicado de explicar, prefiero hablar de otra cosa ‘o’ Hay una buena descripción de esta discapacidad en CEDD ‘.

Elejir no responder
Algunas veces puede estar bien sonreír y alejarse, o decir que simplemente no tiene ganas de hablar de ello. Por ejemplo, ‘Realmente no quiero hablar contigo sobre eso ahora. ¿Te importa si lo dejamos para otra ocasión? También estaría bien ignorar el comentario y no responder en absoluto.

Tómese un momento antes de responder
Si se detiene por unos momentos antes de responder a un comentario hiriente, será más probable que pueda decir algo constructivo y positivo. Por ejemplo, ‘Hoy día y en la sociedad actual, la mayoría de los niños nacidos con síndrome de Down crecen para llevar una vida feliz, saludable y productiva’.

Es bueno que la gente sepa que estás herida, así que la próxima vez tendrán más cuidado, por ejemplo: «duele cuando dices cosas así».

 

 

Hable con alguien que le ayude

Ser constructivo y positivo es genial la mayor parte de las veces, pero también es completamente normal si necesita desahogarse.

Cuando necesite descargar sus frustraciones , intente hacerlo con alguien en quien pueda confiar, como su pareja o un amigo cercano. Incluso podrías decir: ‘Solo necesito desahogarme. No necesitas arreglarlo por mí. Solo déjame hablar un rato ‘.

Si encuentra que las reacciones de otras personas son particularmente difíciles de llevar, o si encuentras que usted se enfada muchas veces, puede ser útil buscar apoyo profesional para asesoramiento o consejos específicos.

También puede ayudarle el  hablar con  padres en situaciones similares a la suya. Puede probar con un grupo de apoyo para padres de niños con discapacidades, o una asociación de niños con discapacidades  .

 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Emociones y sentimientos de los padres de niños con discapacidad.

Cómo ayudar a los hermanos de niños con discapacidad

Siguiente

Deja un comentario