Animales sanos para humanos sanos: cómo evitar las enfermedades que los animales pueden transmitir a los humanos

| |

Algunas enfermedades que pueden transmitirse de animales a humanos.

Los animales tienen un efecto beneficioso sobre las personas. Traen alegría, pueden ayudarlo a mejorar su salud y pueden ayudar a enseñar a los niños sobre valores y habilidades sociales. Sin embargo, algunos animales son portadores de enfermedades o pueden ser peligrosos para los niños pequeños.

Los reptiles, como las tortugas, lagartijas y serpientes, a menudo llevan la salmonela, una bacteria (un germen) que es muy difícil de matar. Incluso si el niño no toca al animal, este germen puede infectarlo.

Los animales exóticos, como  la zarigüeya, el erizo  o el mono, mapache etc. no son buenos animales para los niños. Pueden ser peligrosos o necesitar un cuidado especial que los niños pequeños no pueden darles.

La mayoría de los perros pueden morder de vez en cuando, pero algunos perros son criados para ser agresivos. Estos perros, no deben vivir con niños pequeños.

Los animales salvajes no deben ser tratados como mascotas…. Los hurones no son adecuados en hogares donde viven bebés o niños pequeños.

¿Qué son las zoonosis ?

Las zoonosis son enfermedades que las personas pueden contraer de los animales, especialmente cuando están en contacto cercano con ellos.

Como los humanos, todos los animales portan gérmenes. En países desarrollados, las posibilidades de contraer una enfermedad de un animal son bajas.

¿Puedo contraer resfriados si mi perro estornuda?

La mayoría de los animales no pueden darnos resfriados o gripe. De hecho, los animales nos pueden transmitir muy pocas enfermedades.

¿Qué se puede hacer para prevenir la transmisión de enfermedades animales a los humanos?

Varios factores influyen en la transmisión de enfermedades animales a los humanos.

Clima y condiciones de vida: muchas plagas e insectos que transmiten enfermedades no pueden vivir en cualquier tipo clima. Además, si la población está más bien dispersa, las enfermedades se transmiten con menos facilidad.

Cuidado de los animales: la mejor manera de evitar la enfermedad de su mascota es asegurarse de que esté saludable. Usted puede hacer esto: obtenga a su mascota de una fuente en la que confíe (pida sugerencias a un veterinario),
asegúrese de que su mascota vea al veterinario con regularidad y reciba todas las vacunas necesarias,
vigile de cerca a los contactos de su mascota. Otros animales que pueden portar enfermedades.

Su salud: las personas con sistemas inmunitarios comprometidos tienen más probabilidades de desarrollar problemas zoonóticos graves y deben tener mucho cuidado al tratar con animales. Recuerde, sin embargo, que un animal puede ser un compañero maravilloso para una persona enferma. Para encontrar el animal más adecuado y mantenerlo saludable, consulte a su médico y su veterinario.

Lavado de manos : usted y sus hijos deben lavarse las manos siempre y después de manejar un animal. Limpia a fondo
la suciedad que dejó tu mascota.

¿Cuáles son las consecuencias de un mordisco o rasguño?

La mayoría de las enfermedades se transmiten de los animales a los humanos a través de mordeduras, rasguños o contacto directo. El primer paso para evitar lesiones es entrenar a su perro o gato para que no muerda.

Si un animal le hace algún  rasguño, limpie la herida inmediatamente. Probablemente no necesite tratamiento adicional si su sistema inmunológico está funcionando normalmente.

En general, las mordeduras de gato son delgadas y profundas y no parecen ser muy graves. Sin embargo, los gérmenes en la boca del gato pueden entrar en su piel y causar una infección. Es posible que necesite antibióticos.

Las mordeduras de perro se ven peor, pero usualmente son menos severas. En muchas ocasiones las mordeduras de perro no requieren que tome antibióticos.

Si es mordido, limpie la herida de inmediato con agua jabonosa y consulte con un médico si corre algún  riesgo.

Cuando la mordedura es más seria y pase la piel, llame al departamento de salud pública local si:

  • El animal no te pertenece
  • Has sido mordido a la cabeza o el cuello
  • La lesión es grave
  • No hiciste nada que pudiera incitar al animal a morderte
  • El animal no actúa normalmente
  • El animal parece enfermo.

Si un animal muerde sin ninguna razón obvia, puede estar rabioso. La rabia no es una enfermedad común, pero siempre es fatal. Por este motivo, las autoridades sanitarias realizarán consultas, examinarán al animal y le darán tratamiento preventivo a la persona mordida si es necesario. La mordedura será tratada por un médico, y las autoridades  deben ser informadas.

Debe consultar a un médico o a un miembro del departamento de salud pública local si: Si usted o su hijo es mordido por un animal salvaje o de granja,  usted o su hijo han estado en contacto con un murciélago o cree que su hijo ha estado en contacto con un murciélago.

Los brotes también pueden propagarse si los humanos entran en contacto con la orina, excrementos o lesiones de animales.

 

 

Por favor si te ha gustado esta información, ayúdanos a que llegue a la mayor cantidad de personas. Sólo con hacer “click” en los botones de abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡ Gracias por tu ayuda

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Comportamiento de los niños con trastornos del lenguaje

Cómo consolar a tu bebé o niño pequeño

Siguiente

Deja un comentario