El aburrimiento en los niños

| |

¿Por qué el aburrimiento de los hijos asusta a los padres? y ¿Puede ser  bueno que  los niños estén aburridos?

«Mamá, estoy aburrido»

¿Qué hay en esa frase que nos asusta a los padres ? Creo que la idea de aburrimiento  siempre parece negativa a los ojos de los padres. Nuestro hijo sólo tiene que pronunciar la palabra ‘aburridos’ y de repente parece que hemos fallado. Y nos  preocupa no  mantener constantemente estimulado nuestro hijo.

Pero espera, espera… ¿Es posible que dejar que nuestros hijos  se aburran en realidad podría ser bueno para ellos?

 

Veamos las posibilidades. ¿Hay algo de lo que nuestro hijo podría beneficiarse de estar aburrido?

Bueno, sí existe y este es un excelente momento para hablar de ello porque  los largos y cálidos días de verano se acercan y puede que «el potencial de aburrimiento  no está muy lejos en el horizonte».

El aburrimiento en los niños no es algo muy especial. No es una cosa extraordinaria,  pero está  definitivamente ahí. Lenta pero seguramente el cerebro de un niño comenzará a vagar y vagar…  y de esto viene algo muy emocionante, una fortaleza hecha con su edredón, un caballo imaginario a partir de la parte posterior del sofá y otras ideas creativas sin fin. Y  este pensamiento creativo ha  emergido, del aburrimiento .

Mantener a los niños constantemente ocupados no es bueno para ellos y  no es bueno para usted como madre. Los niños tienen que aprender a  entretenerse ellos solos.

Aprender a vivir con uno mismo es una habilidad que es igual de importante que aprender buenos modales en la mesa y no llegará por sí misma, sino que como todo tiene que aprenderse.

 

Dar un toque de aburrimiento  puede ser algo maravilloso.

Sí, ustedes como padres tienen que estar preparados para el lloriqueo inicial, pero ignorar  y resistir la tentación de poner  la tele, darles acceso al ordenador o salir corriendo al  parque. ¿Quiere ésto decir que no hay espacio para las actividades estructuradas, etc.? Por supuesto que no, pero definitivamente hay momentos en los que un poco de aburrimiento no sólo es bueno, sino esencial.
En realidad podría ser bueno para usted también. Permitir que sus niños  entren en ocasiones en «modo aburrido» significa no sólo que aumentará  su creatividad personal, sino que cuando le organice actividades, van a apreciarlas más y les resultarán más emocionantes. Y no sólo eso, sino que mientras que están «ampliando su imaginación»,  usted incluso podría  «tomar una bebida fresca y silenciosa en el sol del verano».

PlazaToy

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Los padres perfectos no existen: 6 posibles errores en la crianza de los hijos

Cómo enseñar y demostrar respeto

Siguiente

Deja un comentario