¿Son importantes las habilidades sociales en los niños?

| |

Hay muchas razones por las cuales un niño puede tener un déficit de habilidades sociales. Podría ocurrir que fuera debido a una falta de conocimiento, como la incapacidad de adquirir nuevas habilidades o  a un déficit de competencia. A veces, los niños pueden saber cómo desarrollar habilidades sociales, pero tienen dificultades para realizarlas debido a la práctica limitada o una retroalimentación inadecuada. También puede haber factores internos o externos que interfieren con la persona que realiza las habilidades sociales, como la ansiedad o un entorno caótico.

 

¿Por qué nuestros niños deben tener habilidades sociales?

Las habilidades sociales son aquellas que se refieren a la comunicación, resolución de problemas, toma de decisiones, la autogestión, y las relaciones entre iguales. Capacidades que permiten a los niños  iniciarse y relacionarse positivamente con los demás.

Los déficits o excesos en el comportamiento social interfieren con el aprendizaje y la enseñanza .

La competencia social está vinculada con la aceptación, la aceptación del maestro, el éxito de la inclusión, y  el éxito escolar.

Muchos de nuestros jóvenes nunca aprendió «el comportamiento apropiado» para entornos sociales con situaciones en las que deben interactuar y hacer frente a los demás.

Tal vez no recibieron esta orientación en el hogar, ya sea debido a la falta de formación de los padres u otro sistema de valores . Quizás sí que tenían buenos modelos de conducta en el hogar y el vecindario , pero no llegaron a entenderlo.

Si observamos  habilidades sociales pobres, en nuestros hijos,( no les gustan otros niños y no se asocian con ellos) es probable que pueda ser  rechazado por los demás .

En otros casos nuestros hijos trabajan duro para mostrar los nuevos y mejores comportamientos , pero siguen siendo  rechazados por otros niños, tal vez debido a la reputación pasada o tal vez porque a los otros no les gusta la manifestación incómoda e insegura de lo recién aprendido con comportamientos que no parecen «naturales».

En otras ocasiones, nuestros niños aún pueden fallar debido a que tienen dificultades para la vigilancia y el control de su comportamiento cuando se producen reacciones inesperadas. Ellos malinterpretan las señales sociales emitidos por otros. Por ejemplo:

  • No se dan  cuenta de las acciones de rechazo de los demás y , «se pierden.»
  • Pueden ver de las incursiones sociales positivas de los demás como una amenaza. Si es rechazado debido a su comportamiento (pasado o presente), que rara vez o nunca, tienen la oportunidad de mostrar las conductas «correctas» en circunstancias naturales y no para incorporarlas a su repertorio conductual.

Otros niños no responderán positivamente a la instrucción de habilidades sociales, porque no ven éstas habilidades  necesarias o útiles. Por ejemplo:

  • ayudar a la maestra
  • evitar el conflicto con los adultos
  • desacuerdo de una manera no conflictiva

 

 

Tipos de déficit en habilidades sociales

Aquí hay cinco tipos comunes de déficits de habilidades sociales.

 

Habilidades básicas de comunicación

Estos son la capacidad de escuchar, seguir instrucciones y abstenerse de hablar. Por ejemplo, las habilidades para escuchar involucran a las habilidades de concentración e ignorar las distracciones. Las buenas habilidades para escuchar se demuestran al indicar la atención, como asentir y sonreír, y dar su opinión sobre lo que se ha dicho o discutido. También incluye la capacidad de referirse a comentarios anteriores, como vincular una declaración actual a una anterior, o consultar sobre ideas, acciones y eventos potenciales, futuros. Las habilidades básicas de comunicación incluyen el lenguaje corporal y las conductas, como el contacto visual, la quietud física y la atención emocional mientras la otra persona está hablando.

 

Empatía y Habilidades de Rapport

Ciertas afecciones cognitivas, conductuales y de salud mental pueden limitar la capacidad  para sentir empatía y conectarse con los demás. Esto puede darse en  el autismo,  y  también en el trastorno límite de la personalidad. También aquellos que sufren de ansiedad social severa y aquellos que son muy cohibidos pueden mostrar muy poco o demasiado enfoque en otra persona. Esto significa que algunas personas con ansiedad están desesperadas por complacer a los demás y evitar la confrontación, por lo que prestarán mucha atención a lo que otros dicen, o siempre se ofrecen como voluntarios para ayudar o hacer favores. Enfrente de esto, algunas personas se sentirán abrumadas por su entorno social y simplemente se cerrarán a otros.

 

Habilidades interpersonales

Las habilidades interpersonales son entre otras, la capacidad de compartir, unir actividades, pedir permiso y esperar turnos. Aquellos que tienen un déficit de habilidades sociales pueden tener dificultades para hacer preguntas precisas y concisas. No poder hacer una pregunta simple crea barreras para obtener información e iniciar una conversación. Aquellos que luchan por hacer preguntas parecerán desinteresados ​​e incluso antisociales. Los niños  con habilidades sociales pobres pueden preferir hacer preguntas cerradas porque provocan respuestas breves y controladas. Para los adultos con habilidades sociales limitadas, pueden tener dificultades para comprender los modales adecuados en diferentes contextos sociales.

 

Habilidades para resolver problemas

La resolución de problemas implica pedir ayuda, disculparse ante los demás, decidir qué hacer y aceptar las consecuencias. Algunos niños pueden tener dificultades para identificar las causas de raíz de los problemas, por lo que no pueden comprender completamente las posibles soluciones o estrategias. Los niños que les cuesta y  que luchan por resolver problemas pueden ser mórbidamente tímidos o clínicamente introvertidos. Es posible que prefieran evitar problemas porque los hace sentirse incómodos. Aquellos que luchan por resolver problemas probablemente tengan habilidades de resolución de conflicto pobres. Algunos niños tienen dificultades para lidiar apropiadamente con las burlas, por ejemplo, mientras que algunos adultos tienen dificultades para lidiar con perder ante la competencia.

 

Responsabilidad

Algunas personas se sienten petrificadas cuando se las  critica en público. Pueden tener problemas para aceptar la culpa de los problemas o para tratar con comentarios aunque sean constructivos. La asociación natural de  la responsabilidad es la fiabilidad y la madurez. Alguien que promete hacer algo y luego no puede hacerlo puede tener una excusa legítima. Pero tiene una abierta falta de responsabilidad puede indicar que no son confiables e inmaduros. La rendición de cuentas también es una parte esencial de la gestión de conflictos. Porque reconocer los errores es una  manera excelente de indicar una actitud conciliadora y cooperativa.

Aquellos que quieran mejorar sus habilidades sociales deben enfocarse en imitar actitudes deseables y eliminar comportamientos indeseables. Pueden usar el modelado, el juego de roles y la retroalimentación del desempeño para mejorar su déficit específico de habilidades sociales.

 

 

PlazaToy

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Los padres de niños con discapacidad y la comunicación con los maestros

¿Cuales son los problemas de aprendizaje en los niños?

Siguiente

Deja un comentario