Tiempo para jugar: cómo equilibrar el juego estructurado y no estructurado

Todos los días, usted toma docenas de decisiones para apoyar la salud, el bienestar, el crecimiento y el desarrollo de su hijo.
Algunas decisiones son grandes y otras son pequeñas. Cuando se trata de actividades recreativas y de tiempo libre organizadas, las opciones pueden ser abrumadoras: lo que se elige se convierte en un tema común de conversación entre los padres.
“¿Cuándo empezaste a tomar clases de natación?” “¿Estás llevando a tu hija a baloncesto este año?” “¿Cuántos días de patinaje tiene  tu hijo?”

 

Estoy seguro de que muchos de ustedes se han preguntado si sus hijos están realizando demasiadas actividades, ¡o no las suficiente!

Como la mayoría de las cosas en la vida, el equilibrio es la clave…

En general, hay dos tipos de actividades para su hijo: juegos estructurados y no estructurados . Cada una tiene beneficios únicos y la evidencia dice que un balance de ambas es importante para el desarrollo óptimo del niño.

 

Actividades estructuradas: habilidades de apoyo

Las actividades estructuradas ayudan a los niños a aprender habilidades fundamentales de movimiento a través de la instrucción.

Estas habilidades de movimiento son:

Agilidad – moverse rápida y fácilmente
Equilibrio: permanecer estable mientras se mueve
Coordinación: usar diferentes partes del cuerpo juntas o al mismo tiempo
Velocidad: la capacidad de moverse rápidamente

Una gama de actividades estructuradas ayuda a los niños a desarrollar estas habilidades. Por ejemplo, la gimnasia promueve la agilidad y el fútbol aumenta la velocidad. Ambos desarrollan equilibrio y coordinación.

¡Piensa en todo el desarrollo de habilidades que se produce en los primeros días  en el campo de fútbol y de correr y pasar el balón!

Estas habilidades de movimiento apoyan la confianza y la competencia de los niños, lo que ayuda a los niños a sentirse cómodos probando diferentes actividades en diferentes entornos, incluidos otros deportes y juegos no estructurados.

CONSEJO: busque oportunidades de deporte y recreación guiadas por expertos y profesionales. Este modelo apoya el desarrollo de habilidades y la participación en actividades que son apropiadas para la etapa de desarrollo de cada niño.

Actividades no estructuradas: Deja que los niños jueguen

La actividad no estructurada suele ser en forma de juego. El juego puede variar en intensidad: un juego de correr como seguir al lider, el pilla pilla…  promueve la actividad de bombeo del corazón, mientras que construir un castillo de arena es menos exigente físicamente. El movimiento activo de cualquier niño durante el juego puede generar equilibrio, confianza y coordinación.

Jugar libremente también les permite a sus hijos usar su imaginación, resolver problemas y ser creativos.

Esto es parte de lo que hace que el juego sea tan importante para los niños. Ellos dicen que jugar es divertido, placentero y les da una sensación de libertad. Es posible que algunos  no estén interesados ​​en deportes estructurados y actividades recreativas, por lo que el juego les brinda la oportunidad de desarrollar esas mismas habilidades de una manera no estructurada.

El juego muchas veces incluye amigos, dando a los niños oportunidades para desarrollar habilidades sociales y aprender cómo llevarse bien. Ya sea negociando las reglas para jugar o eligiendo equipo, los niños desarrollan habilidades para interactuar entre sí.

El juego no estructurado en un entorno al aire libre tiene beneficios adicionales. Los niños se mueven más cuando están afuera. Además, los espacios naturales al aire libre con árboles, espacios verdes y arroyos brindan oportunidades para explorar y asumir riesgos apropiados que los entornos estructurados no estimulan. Los niños suelen estar más interesados ​​en los espacios naturales que en las estructuras de juego prefabricadas.

CONSEJO: busque espacios con elementos naturales como árboles, arbustos, agua, rocas y arena que ofrezcan oportunidades de juego desestructuradas.

 

Encontrar el equilibrio

¿Cómo puede encontrar un equilibrio entre el juego estructurado y el no estructurado con sus hijos?

No hay un solo enfoque o respuesta correcta. Aquí hay algunas ideas para ayudar a encaminar a sus hijos en el camino hacia la participación y el bienestar:

  • Deje tiempo para jugar sin estructurar. Si encuentra que su hijo no tiene tiempo para jugar, considere quitar algo del calendario.
  • ¡Pregúntales a tus hijos qué quieren hacer! Anímalos a usar su imaginación.
  • Busque oportunidades de juego al aire libre. ¿Sabía que los niños tienen menos probabilidades de intimidación o bullying cuando juegan en entornos naturales?
  • Busque una variedad de actividades estructuradas para sus hijos. Las habilidades de movimiento fundamental se transfieren de una actividad a otra, por lo que es importante que los niños tengan opciones.

 

Lee más…

Por favor si te ha gustado esta información, ayúdanos a que llegue a la mayor cantidad de personas. Sólo con hacer “click” en los botones de abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡ Gracias por tu ayuda !

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Plaza Toy Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *