Contacto visual: Hablar y Jugar

| |

Hablar mientras jugamos.

Un niño sólo puede aprender cuando la comunicación es posible y si los demás están dispuestos a comunicarse con ellos. Cada joven necesita desarrollar una comunicación bidireccional, no sólo las habilidades del habla  y usted como madre puede ayudar.

La proximidad física

Tomar la mano de su hijo, tocar su cara, llamarlo por  su nombre son actividades que ayudan a la comunicación. Una vez que su hijo conoce su nombre, intente llamarlo desde una cierta distancia y luego desde otra habitación.

Asegúrese de que su pequeño vea su cara cuando usted está hablando con él. Observando sus movimientos de los labios y la expresión facial le ayudará a entender.

Colóquese de manera que el niño pueda mirarla directamente a los ojos. Cuando los ojos están en línea con la de su hijo, usted notará mucho más  las expresiones y el nivel de interés del rostro de su hijo.

Al estar frente a frente,  su niño percibe que están interesados ​​en lo que está haciendo o diciendo y son más conscientes de lo que hacen y dicen.

Reaccionar ante las sonrisas, la risa y el ceño fruncido de su hijo (copiándolos); comentar  los sentimientos de su hijo en un tono de voz apropiado, e intenta utilizar  frases sencillas y claras.

Un buen contacto visual es importante para la interacción social y ayuda a los niños a recoger más información a través de la expresión facial y los gestos.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

En breve: Lenguaje de Signos

CÓMO AYUDAR A SU HIJO A HABLAR: IMITAR Y TOMAR TURNOS

Siguiente

Deja un comentario