¡A Jugar con agua y arena!

| |

arena cinetica

 

Se ha comprobado que a temprana edad los niños aprenden especialmente a través de los sentidos. Es por ello que los juegos de agua y arena son una opción excelente no sólo cuando se va de paseo a la playa, sino para la casa o la escuela.

Con agua y arena se pueden crear las formas de juego más sencillas, creativas y divertidas, aparte que conllevan muchos beneficios como:

Motivan a explorar y resolver problemas.
Fomentan el crecimiento en todas las áreas del desarrollo.
Construyen destrezas socio-emocionales al interactuar con otros niños durante el juego.
Fomentan el desarrollo del lenguaje y aumento en las destrezas del vocabulario.
Contribuyen al desarrollo motor al cargar, verter y filtrar la arena.
Permiten la expresión creativa de los niños y los motiva a planear y a ejecutar el plan de la forma que ellos quieran.
Tienen un efecto tranquilizador sobre los niños que se agitan fácilmente.

¡A Jugar con agua y arena!

Este juego es una actividad libre, es decir que no tiene una forma correcta o equivocada de hacerse por lo que fomenta el desarrollo de un proceso sin enfatizar en el producto o resultado final.

¿Qué se necesita?

Bandejas de plástico, arena, botellas rociadoras con agua, tazas de plástico, cucharones, cucharas, palitas, pequeños moldes plásticos para hacer figuras de arena y una manta o alfombra para proteger el área de juego.

Ahora déjenlos que exploren, les encantará sentir la frescura del agua y la sensación de la arena corriendo entre sus dedos.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Los padres como modelos a seguir de sus hijos adolescentes

Ama a tu prójimo como a ti mismo

Siguiente

Deja un comentario