Habilidades sociales en niños: Hacer y mantener amigos

| |

habilidades sociales en niños

Desarrollar las habilidades sociales en niños es una de las actividades que los padres podemos promover en nuestros hijos.

Al igual que cualquier otra cosa que es importante, las amistades deben ser «alimentadas». Esto significa enseñar a los niños habilidades sociales específicas y darles la oportunidad de practicar estas habilidades.

Ayude a su hijo a dar una buena primera impresión.
Antes de que una interacción pueda tener lugar, alguien debe iniciarla. Aprender a saludar a los demás con un saludo o una sonrisa es una habilidad que los niños usarán durante toda su vida en muchas situaciones diferentes y esto también es común a ñiños con discapacidad . Para los niños que tienen dificultad para moverse o hablar, es posible que los compañeros de su hijo puedan reconocer los intereses que comparten con su pequeño. También puede sugerir formas específicas para que pueden hablar o jugar juntos. Muchos padres han notado que cuando sus hijos se visten y arreglan de una manera popular y atractiva, hay más posibilidades de que sus compañeros le respondan positivamente.

Identificar a los niños que muestren interés en su hijo.
Averigüe con quién juega su niño, en la guardería o en el recreo de la escuela. Pregúntale a un maestro, cuidador, u otra persona de confianza ¿ Que niños  muestra un especial interés por su hijo? Utilice esta información para identificar a los  niños y los padres, puede que quieran acercarse por edad, afinidad, educación etc…

Establecer fechas y tiempos de juego.
Invite a un compañero de su hijo a una cita para jugar después de la escuela o en el fin de semana. La limitación de la fecha del juego a dos o tres niños significa que habrá menos distracciones y más oportunidades para la interacción entre los pequeños. Es útil  preparar los juguetes y actividades de antemano para asegurar que la experiencia sea positiva. El tiempo para jugar, puede durar una o dos horas , lo suficientemente corto como para que cada niño quiera tener otro día de juego ¡pronto!

Elija juguetes con los que sus hijos puedan jugar juntos.
Seleccione juguetes de niños pueden utilizar juntos, como pelotas, bloques u otros objetos de construcción y juegos de mesa. También es una buena idea tener juguetes disponibles que los niños pueden usar para jugar al lado de otros, tales como lápices de colores, instrumentos musicales o libros. A veces esto ayuda a tener dos de los mismos juguetes para que los niños puedan jugar juntos sin tener que esperar su turno.

Organizar el área de juego para que los niños se sientan cómodos.
Establecer una zona de juegos que fomente la amistad. Si  tiene el espacio, es posible que desee  organizarlo  para permitir que los niños jueguen de maneras tranquilas y suaves,  o quizás de  formas activas y ruidosas. El área de juego debe estar libre de desorden y otras distracciones. Diferentes tipos de juguetes y materiales deben estar preparados para que  los niños puedan explorar y compartir.

Planee actividades que sean divertidas e interactivas.
Organizar una actividad específica,  O un proyecto de arte para fomentar experiencias compartidas y positivas. Otras opciones incluyen viajes al museo, biblioteca, parque, conciertos locales, obras de teatro escolares, restaurantes populares o heladerías.


 

Cómo ayudar a los niños a que aprendan a jugar juntos

Muestre su comportamiento social positivo.
Los niños son más propensos a utilizar las habilidades sociales positivas. Los padres y cuidadores deben modelar el comportamiento social, tales como tomar turnos, escuchar, compartir ideas, comprometer, o mostrar empatía. Asegúrese de señalar los comportamientos sociales positivos a su hijo cuando o después de que ocurren en entornos naturales. También puede leer y hablar con su hijo utilizando libros de cuentos  sobre las amistades.

Enseñe a su niño las habilidades sociales específicas.
Las habilidades sociales en niños deben ser aprendidas y practicadas. Por ejemplo, en el patio de recreo, es posible enseñar a su hijo a identificar sus compañeros que ya están jugando juntos y animarle a hacer contacto casual y participar en las actividades en curso. También se puede practicar otras habilidades sociales a medida que juega con su hijo. Por ejemplo,  podría tomar turnos en un juego de cartas simples, o la práctica de comercio («Si te doy este libro, ¿puedes darme ese juguete?»).

Busque oportunidades para mejorar y celebrar el éxito de su hijo.
Felicite a su niño cuando juega con otros niños. Por ejemplo, sonreír cuando él o ella ofrece un juguete a otro niño o decirle lo maravilloso que era verlo se turnarse educadamente en cualquier juego.Por otra parte,  debe estar listo para ayudar a su niño cuando  está teniendo dificultades para comunicarse o interactuar con otros niños. «Mantenga un ojo»  para los momentos en los que puede ser necesario cambiar una actividad o ayudar a su hijo a resolver un malentendido. Quédate cerca, pero no demasiado cerca (Desea que su hijo sepa que tiene confianza en ¡él mismo!

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Juegos para provocar La risa en los bebés

Uniforme escolar: Ventajas y desventajas

Siguiente

Deja un comentario