LOS NIÑOS Y LAS RANAS

| |

Unos chicos jugaban un día al borde de un estanque en el que vivía una familia de ranas. Los Chicos se divertían arrojando piedras al estanque para que saltaran sobre el agua.

Las piedras volaban  rápidas y los Chicos se divertían mucho; pero las pobres ranas  en el estanque temblaban de miedo.

Por fin, una de las Ranas, la  más vieja, experimentada  y valiente, sacó la cabeza del agua y dijo: “¡Oh, por favor, queridos hijos, deténganse en su juego cruel! ¡Aunque puede ser divertido para ti, significa muerte para nosotros!

Siempre detente a pensar si tu diversión puede  ser la causa de la infelicidad de otra persona.

 

Otras fábulas para niños…

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Educación inclusiva: ¿QUÉ ES LA INCLUSIÓN EDUCATIVA?

EL ASNO Y SU CONDUCTOR

Siguiente

Deja un comentario