LA HORMIGA Y LA PALOMA

| |


Una paloma vio a una hormiga caer en un arroyo. La Hormiga luchó en vano por llegar a la orilla, y por pena, la Paloma dejó caer una brizna de paja junto a ella. Aferrada a la paja como un marinero naufragado a un mástil roto, la hormiga flotó a salvo a la orilla.

Poco después, la hormiga vio a un hombre preparándose para matar a la paloma con una piedra. Pero justo cuando arrojó la piedra, la hormiga lo picó en el talón, de modo que el dolor le hizo perder su puntería, y la sorprendida paloma voló a un lugar seguro en un bosque lejano.

Una buena acción nunca se desperdicia.


Más fábulas para niños:

El Miserable
LA GARZA
LA RANA Y EL RATÓN
Facebooktwitterpinterest
    Previous

    EL BURRO Y SU SOMBRA

    EL LOBO, EL CABRITO Y LA CABRA

    Next

    Deja un comentario