La Grajilla y los Pavos Reales

| |

 

Una grajilla tuvo la oportunidad de volar sobre el jardín del palacio del rey. Allí vio con gran asombro y envidia una bandada de pavos reales en toda la gloria de su espléndido plumaje.

Ahora la grajilla negra se dio cuenta que no era un pájaro muy guapo, ni muy refinado. Sin embargo, se imaginó que todo lo que necesitaba para adaptarse a la sociedad de los pavos reales era un vestido como el suyo. Entonces recogió algunas plumas desechadas de los pavos reales y las metió entre sus propias plumas negras.

Vestido con sus «galas prestadas», se pavoneaba entre las aves de su especie. Luego voló hacia el jardín entre los pavos reales. Pero pronto vieron quién era. Enojados por el engaño, fueron hacia él, arrancándole las plumas prestadas y también algunas de las suyas.

La pobre Grajilla regresó tristemente con sus antiguos compañeros. Allí otra sorpresa desagradable lo esperaba. No habían olvidado sus aires de superioridad  hacia ellos y, para castigarlo, lo alejaron con una lluvia de picotazos y abucheos.

—————————————————————————————————–

Más fábulas para niños…

 

 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

EL PERRO Y LA CENA DE SU AMO

EL MONO Y EL GATO

Siguiente

Deja un comentario