EL ZORRO Y EL CANGREJO

| |


Un cangrejo se disgustó un día con las arenas en que vivía. Decidió dar un paseo por el prado no muy lejos hacia el interior. Allí encontraría mejor comida que el agua salobre y los ácaros de la arena. Así que se arrastró hasta el prado. Pero allí, un zorro hambriento lo espió, y en un abrir y cerrar de ojos, se lo comió.

Conténtate con lo que te ha correspondido


FÁBULA DEL LOBO Y EL NIÑO

Facebooktwitterpinterest
Anterior

LA RANA Y EL RATÓN

EL LOBO CON PIEL DE OVEJA

Siguiente

Deja un comentario