EL PERRO EN EL PESEBRE

| |

Un perro dormido en un pesebre lleno de heno, fue despertado por el ganado, que entró cansado y hambriento de trabajar en el campo. Pero el Perro no les permitió acercarse al pesebre, y gruñó y chasqueó como si estuviera lleno de la mejor carne y huesos, todo para él.

El ganado miró al perro con disgusto. «¡Qué egoísta es!», Dijo uno. «¡No puede comer el heno y, sin embargo, no nos deja comerlo a quienes tenemos tanta hambre!»

En ese momento entró el granjero. Cuando vio cómo estaba actuando el perro, lo sacó del establo con   por su comportamiento egoísta.

No quites a otros lo que tu no puedes disfrutar.


Más Fábulas para niños…

Facebooktwitterpinterest
Anterior

LOS LOBOS Y LAS OVEJAS

Cómo ser un gran líder para su grupo

Siguiente

Deja un comentario