El león y el burro

| |

Un día, mientras el León caminaba con orgullo por el pasillo de un bosque, y los animales le abrieron paso respetuosamente, un burro soltó un comentario desdeñoso al pasar.

El león sintió un destello de ira. Pero cuando volvió la cabeza y vio quién había hablado, siguió caminando en silencio. No honraría al tonto ni siquiera con un golpe de sus garras.

No te resientas los comentarios de un tonto. Ingnóralos.

 


Más fábulas y cuentos…

Facebooktwitterpinterest
Anterior

EL CUERVO Y LA JARRA

Las hormigas y el saltamontes

Siguiente

Deja un comentario