EL CABRERO Y LA CABRA

| |

Una cabra se alejó del rebaño, tentada por un campo de trébol. El Cabrero respondió llamándola varias veces, pero fue en vano. No le obedecía. Luego cogió una piedra y la arrojó, rompiendo un cuerno a la Cabra.

El Cabrero estaba asustado…

«No se lo digas al maestro», le rogó a la Cabra.

«No», dijo la Cabra, «¡ese cuerno roto puede hablar por sí mismo!»

Los actos malvados no permanecerán ocultos por mucho tiempo


Más Fábulas para niños…

LAS DOS CABRAS
Las dos ollas
Facebooktwitterpinterest
Anterior

Cómo lidiar con la ansiedad del regreso a la escuela

Los albaricoques ayudan a proteger los ojos y las encías de su hijo

Siguiente

Deja un comentario