Consejos para padres sobre cómo empezar la escuela

| | ,

El comienzo de la escuela puede ser diferente dependiendo de la edad. Le sugerimos seguidamente algunos consejos útiles para ayudar a su hijo en cada etapa.

 

empezar en la escuela

 

 Preescolar (2-4 años)

Esta es una de las primeras veces que su hijo empieza a ir a la escuela y necesita empezar a adaptarse a una rutina escolar diaria. Los niños de este nivel se preocupan por ciertos temas como, por ejemplo, ¿cuándo regresan sus padres? ¿Dónde están? ¿Qué pasa si no quieren quedarse? En estas circunstancias, debe dejar que su hijo se sienta cómodo con la nueva escuela y acostumbrarse a tratar con gente nueva. Planee quedarse con su hijo en la escuela durante los primeros días, para ayudarlo con los nuevos cambios que está atravesando. Si a su hijo le sigue resultando difícil quedarse sin usted, intente que se interese por algo que le gustaría hacer, como jugar con bloques o juguetes. El profesor de la escuela también puede ser de gran ayuda ya que está ahí para su hijo y tiene experiencia en saber cómo hacer que su niño se sienta cómodo y bienvenido.

 

Preescolar (4-6 años)

Esta etapa debería ser mucho más fácil para su hijo, ya que está acostumbrado a ir a la escuela todos los días y no tenerle a usted con él. La única parte a la que los niños del jardín de infancia necesitan adaptarse es a las largas horas de escuela y a ser presentados a los nuevos niños. Lo más probable es que su hijo se sienta cómodo con el cambio después de una semana más o menos, y una vez que se convierta en parte de su rutina diaria.

 

Primer y segundo grado (6-8 años)

En esta etapa su hijo debe acostumbrarse a la escuela y a la rutina diaria. Puede que tenga algunos problemas con la separación, como perder a sus amigos del año pasado o a su antiguo profesor. Algunos niños también pueden tener problemas para dejar pasar los últimos días de preescolar y comenzar una rutina más estructurada. Si su hijo se traslada a una nueva escuela en esta etapa, usted deberá facilitarle el ingreso como lo ha hecho antes, pero  hágalo de una manera más adecuada para su edad.

 

De tercero a sexto grado (8-12 años)

A esta edad, su hijo estará muy familiarizado con la escuela y normalmente estará feliz y contento de volver. Sus mayores problemas serán  que le guste el nuevo profesor, estudiar o hacer los deberes. Su hijo podría necesitar su ayuda con los deberes, especialmente al principio del año, así que sería muy útil que usted tuviera una idea de lo que están estudiando y que hicieran los deberes juntos con regularidad. Los padres también deben estar preparados para que, a medida que su hijo crezca, no quieran compartir todos los pequeños detalles sobre la escuela de la forma en que lo hacían antes, porque empiezan a sentirse más adultos y son capaces de manejar ciertas situaciones por sí mismos. Puede ser difícil para los padres al principio, pero tienen que entender que pueden necesitar dar a su hijo algo de espacio y privacidad.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Cómo volver a abrir escuelas de preescolar y primaria de una manera amigable para los niños

¡8 razones por las que ser madre hoy en día es una bendición!

Siguiente

Deja un comentario