El concurso de la nariz

| |

Esta divertida dinámica podrá serte útil en la enseñanza del sentido del olfato.

Consiste en que los niños hagan un círculo. Luego el maestro les pedirá que se venden los ojos y les hará oler algunos objetos, los cuales deberán ser identificados sin tocarlos. Por ejemplo: queso, frutas, flores, perfume, etc. Lo ideal es que utilices olores suaves y fuertes, agradables y algunos no tan agradables.

Ganará quien logre identificar el mayor número de objetos. Puedes recompensar al ganador con algún premio .

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Las tres hijas del rey

Bambi y los amigos del bosque

Siguiente

Deja un comentario