Estatuas musicales

| |

juguetes para actividades propioceptivas
Esta dinámica es divertida, sencilla y permite desarrollar la expresión corporal y la adopción de una conducta ante una consigna determinada. Es recomendada para niños en edad preescolar.

Se necesita un instrumento de percusión como un bombo, platillos, un pandero o en su defecto una lata de galletas.

El maestro marcará diferentes ritmos mientras los niños bailarán siguiendo el compás, moviendo todo su cuerpo (cabeza, brazos, piernas y tronco).

Cuando el ritmo pare, todos deben quedarse quietos como estatuas. El que tarde más  «siendo una estatua» recibirá un premio.

Cuando el ritmo comience otra vez, todos vuelven a seguir moviéndose.

Dinámicas

Facebooktwitterpinterest
Anterior

El osito sentimental

El juego del tesoro

Siguiente

Deja un comentario