Trastornos de la Infancia

| |

Los niños son preciosos; Como padres nos preocupamos por su salud. Cuando nuestros hijos tienen problemas y crisis, estos problemas y las crisis nos afecta en igual medida, si no más, que les afecta a ellos. Tememos a lo que podría traer el miedo; nos duele cuando nos vemos perjudicados; y, a veces, lloramos sólo con verlos llorar.  Tomar la decisión de tener un hijo es trascendental «es que decidir para siempre».Así que, cuando parece que algo no está del todo bien con sus hijos – tal vez que parece que tengan  más miedo que otros niños, o que parecen estar mucho más enfadado o enojado que sus compañeros de juego  sobre ciertas cosas; o que sus habilidades o sentidos no se desarrollan como  nos parecen correctas , salta en nosotros los padres – el comportamiento en «off» para solucionar cualquier problema o dificultad en el desarrollo de nustros niños. De hecho, la dificultad de un niño puede ser sólo el punto de partida de la preocupación de los padres . Usted puede no saber qué hacer para ayudar a su hijo, ni a dónde ir para obtener ayuda. Posiblemente, es posible que se preocupe porque usted ni siquiera sabe si el problema de su hijo es algo de lo que debe estar preocupado en primer lugar.

La discapacidad y los trastornos en la infancia de los niños, emocionales, por ejemplo,son problemas que afectan no sólo su comportamiento, emociones, estados de ánimo, o pensamientos, sino que también pueden afectar a toda la familia. Estos problemas suelen ser similares a otros tipos de problemas de salud que su hijo podría tener, y por lo general se pueden tratar con medicamentos , rehabilitación,terapia, psicoterapia… (o una combinación de varios).

Muchos trastornos de la infancia a menudo son etiquetados como trastornos del desarrollo o trastornos del aprendizaje, por lo que pueden haber escuchado esos términos . En general, cuando hablamos de trastornos de la infancia, nos estamos refiriendo a los problemas mentales y emocionales que ocurren con mayor frecuencia y se diagnostican cuando los niños están en edad escolar o más pequeños. Por lo general, los síntomas comienzan en la infancia o en la niñez temprana, aunque algunos de los trastornos pueden desarrollarse a lo largo de la adolescencia.

Los criterios diagnósticos para los trastornos de la infancia requieren específicamente que los síntomas aparezcan por primera vez en algún momento durante la niñez.
Es posible que un trastorno de la infancia pueda comenzar a una edad temprana, pero seguirá siendo problemático en la edad adulta en algunos casos. Por el contrario, algunos trastornos de la infancia tienden a resolverse con el tiempo cuando los niños entran en la edad adulta. O bien, antes de la edad adulta, los niños pueden desarrollar una serie de habilidades que les permitan compensar su trastorno (s) para que puedan pasar a llevar una vida feliz y productiva.

 

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Desarrollo Cognitivo: Desarrollo del Lenguaje

Pictogramas Autismo

Siguiente

Deja un comentario