Hiperhidrosis. Sudas en exceso. Algunos conceptos a conocer…

| |

Estoy seguro de que muchos de ustedes han estado en una situación, por ejemplo, en la que tuvieron que ponerse de pie y hablar frente a un público, o estaban nerviosos antes de escribir o hacer un examen. Y lo que pasa es que tienden a empezar a sudar mucho más de lo que normalmente lo harían. Eso es normal, dado que tu ritmo cardíaco aumenta y posiblemente un pico de adrenalina, pero para algunas personas eso puede suceder sin ninguna razón aparente, y en exceso. Se llama Hiperhidrosis.

La hiperhidrosis es una condición médica en la que una persona suda excesivamente y de forma impredecible. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando la temperatura es fresca o cuando están en reposo. Sudar o transpirar es una función normal, y suele ocurrir cuando la temperatura es alta, o cuando se está ansioso o nervioso. Pero, la sudoración excesiva se produce sin tales desencadenantes. Las personas que sufren de hiperhidrosis tienen glándulas sudoríparas hiperactivas y, en algunos casos, puede provocar molestias tanto físicas como emocionales.

hiperhidroxis

 

Encontramos que hay hiperhidrosis primaria y secundaria. La hiperhidrosis primaria ocurre cuando hay una excesiva sudoración en las manos, los pies y las axilas. Esto afecta al 2 – 3% de la población, pero sólo el 40% de ellos buscan ayuda para tratar de superarlo. En la mayoría de los casos de hiperhidrosis primaria, no se puede encontrar ninguna causa. Parece ser que es hereditaria.

  • condiciones de ansiedad
  • trastornos del control de la glucosa
  • enfermedad pulmonar
  • enfermedad de parkinson
  • La tuberculosis u otras infecciones

Para probar la hiperhidrosis y determinar si una persona la padece, se realizan pruebas:

  • Prueba de almidón y yodo. Se aplica una solución de yodo en la zona sudorosa. Después de que se seca, se espolvorea almidón en la zona. La combinación almidón-yodo se vuelve de color azul oscuro dondequiera que haya exceso de sudor
  • Prueba de papel. Se coloca un papel especial en la zona afectada para absorber el sudor, y luego se pesa. Cuanto más pesa, más sudor se ha acumulado.

Otras preguntas que el médico puede hacer  es: ¿cuándo ocurre? ¿Se produce de repente? ¿En qué parte del cuerpo es más frecuente? ¿Ocurre cuando piensas en algo (la mía ocurre cuando recibo mis facturas mensuales – lol!)

También hay varias maneras de tratarla:

  • Antitranspirantes – La sudoración excesiva puede ser controlada con fuertes antitranspirantes, que taponan los conductos sudoríferos. Los productos que contienen entre el 10% y el 20% de hexahidrato de cloruro de aluminio son la primera línea de tratamiento para la sudoración de las axilas. Mucha gente cree que no es saludable usar antitranspirantes.
  • Medicamentos – Los medicamentos anticolinérgicos, ayudan a prevenir la estimulación de las glándulas sudoríparas. Aunque algunas personas han mostrado efectos secundarios.
  • Iontoforesis – este procedimiento utiliza electricidad para apagar temporalmente la glándula sudorípara. Es más efectivo para la sudoración de las manos y los pies. Las manos o los pies se colocan en el agua, y luego se pasa una suave corriente de electricidad a través de ella.t.
  • Botox – está aprobado para el tratamiento de la sudoración severa de las axilas, una condición llamada hiperhidrosis axilar primaria. Pequeñas dosis de botox purificado inyectadas en la axila bloquean temporalmente los nervios que estimulan la sudoración. Los efectos secundarios incluyen dolor en el lugar de la inyección y síntomas similares a los de la gripe. Si está considerando la posibilidad de utilizar el Botox en otras áreas de sudoración excesiva, hable con su médico en detalle. El Botox utilizado para la sudoración de las palmas de las manos puede causar una debilidad leve pero temporal y un dolor intenso.
  • Simpatectomía torácica endoscópica – ¡qué bocado! Un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo llamado simpatectomía puede ser recomendado cuando otros tratamientos fallan. El procedimiento apaga la señal que le dice al cuerpo que sude excesivamente. No funciona bien en la sudoración de las axilas.

Así que, si crees que sudas en exceso, y no me refiero a después del gimnasio, entonces considera ver a tu médico. Puede que seas uno de los 40%.

Facebooktwitterpinterest
Anterior

¿Por qué probióticos y prebióticos?

¿Quieres mejorar tu memoria y proteger tu cerebro?

Siguiente

Deja un comentario