3 Consejos que pueden mejorar la memoria de trabajo en niños

| |

Uno de los hallazgos más consistentes en los estudios de investigación es que los estudiantes con TDAH tienen poca memoria de trabajo, particularmente cuando tienen que recordar información visual, como gráficos o imágenes.

Generalmente los niños con TDAH tienen más probabilidades de sufrir problemas de memoria de trabajo en comparación con sus compañeros sin problemas de atención. Esto tiene un serio impacto en su aprendizaje. Como resultado de los problemas de memoria de trabajo, los alumnos con TDAH tienen más dificultades en todas las áreas de aprendizaje. También pueden tener dificultades para hacer frente a tareas sencillas en el aula, como seguir instrucciones, hacer un seguimiento de dónde deben estar, recordar hacer sus tareas, etc.

Simplificadamente,  la memoria de trabajo es la parte de nuestra memoria a corto plazo que nos ayuda a procesar lo que está sucediendo actualmente en nuestro entorno y / o nuestros propios pensamientos.

Tener dificultades con la memoria de trabajo puede crear problemas en el aprendizaje, problemas para seguir las instrucciones y hacer que un niño  no sepa cómo completar las tareas. Incluso si un niño no tiene una discapacidad de aprendizaje concomitante, los problemas de memoria de trabajo pueden hacer que parezca así, ya que sus calificaciones pueden ser muy deficientes.

 

3 estrategias  para mejorar la memoria de trabajo en niños

 

1. Defina y discuta cómo qué es “Poner atención”

Aunque la memoria de trabajo y la atención no son exactamente lo mismo, la memoria de trabajo se relaciona con la atención en el sentido de que los niños con capacidad limitada para mantener muchas cosas en su memoria de trabajo a la vez, tendrán más dificultad para prestar atención.

Tener una conversación con su hijo sobre “prestar atención” puede ayudarles a aprender lo que realmente significa estas dos palabras. Incluya cosas tales como mirar  cuando están hablando, hablar cuando sea su turno de , hablar sobre el tema en cuestión, quedarse quieto, etc.

Prestar atención se puede ver  un poco diferente en cuanto a concepto dependiendo de la actividad. Repita con su  niño esta conversación muchas veces.

Reforzar las mejoras en cuanto a «prestar atención». Primero, evalúe cuánto tiempo puede prestar atención su hijo, por ejemplo, al determinar el tiempo que puede seguir las «reglas». Luego, dele una recompensa por prestar atención durante tanto tiempo. Y después también le puede dar «premios»  por  tiempos  más largos prestando atención.

2. Practica recordando «grandes bits de información»

Los niños con dificultades con la memoria de trabajo probablemente tengan menos elementos en su memoria de trabajo. Se ha dicho que el número promedio de piezas de información que se puede mantener en la memoria de trabajo en un momento dado es de hasta 7. Algunas investigaciones más recientes dicen que es más probable que sea un promedio de 4 elementos.

Los niños con dificultades con la memoria de trabajo, particularmente con el TDAH, es probable que pierdan lo que está en su memoria de trabajo más rápidamente a menos que de alguna manera la procesen y pasen la información a la memoria a largo plazo.

Para ayudar a los niños a mejorar su almacenamiento de memoria de trabajo, puede jugar a juegos sencillos , como crear una lista de tareas que el niño debe completar y ver cuántas puede recordar. Los padres debemos acompañar a nuestros hijos en este tipo de juegos. Las tareas solo deben requerir una sola acción y ser  divertidas. Algunos ejemplos pueden ser: aplaudir, mover el cuerpo, girar, etc.

3. Juegos de entrenamiento de memoria

Aunque es probable que el juego de memoria ocasional no mejore mucho la memoria de trabajo de su hijo, jugarlo con mayor frecuencia puede ayudar en cierta medida.

Algunos juegos que su hijo podría jugar puedes verlos en este enlace de la juguetería PlazaToy

También hay muchos programas de entrenamiento mental, algunos con más apoyo para la investigación que otros, así que solo mire sus opciones y considere la evidencia que hay detrás de cualquier programa en el que esté interesado, así como el impacto directo que observe en su hijo que está usando cualquiera de estos programas u otras intervenciones.

Nota: Ninguna de estas sugerencias será una solución rápida. Cambiar la forma en que funciona el cerebro requiere tiempo y práctica. Siempre consulte con su pediatra o profesionales cualificados y con experiencia.

 

PlazaToy

 

Por favor si te ha gustado esta información, ayúdanos a que llegue a la mayor cantidad de personas. Sólo con hacer “click” en los botones de abajo y compartirlo en tus redes sociales.

¡ Gracias por tu ayuda !

Facebooktwitterpinterest
Anterior

5 Formas en que el juego puede ser extremadamente beneficioso

El desafío de los niños con discapacidad

Siguiente

Deja un comentario