Desarrollo de habilidades de liderazgo en niños

| |

Todos los niños tienen habilidades potenciales de liderazgo que se pueden desarrollar y mejorar. De hecho, se podría argumentar que se puede influir en el tipo de líderes que serán a través del tipo de enseñanza que les das. Ciertamente, hay muchas maneras de ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades innatas de liderazgo para que estas sean las más útiles, constructivas y efectivas para ellos a lo largo de sus vidas.

Confianza Y Autoestima

La autoestima buena y saludable es la base para un gran liderazgo y éxito, por lo que es esencial ayudar a los niños a desarrollar una visión saludable y positiva de sí mismos. Una vez más, hay muchas maneras de ayudar a su hijo a ganar una buena autoestima, pero un ingrediente clave es hacer que el niño se sienta apreciado y “especial”, especialmente a través del apoyo y el aliento de los adultos importantes en su vida. Una manera fácil de hacer esto es que los miembros adultos de la familia reserven “tiempo especial” para el niño, en el cual se pone un enfoque completo en las actividades que el niño disfruta haciendo.

Otra forma es apoyar a su hijo en áreas en las que muestra fortalezas. Todas estas cosas ayudarán a darle al niño el refuerzo positivo necesario para desarrollar una autoestima saludable

Habilidades para Resolver Problemas

Es muy importante que los niños aprendan que los problemas y desafíos son simplemente un hecho de la vida y que aprendan a lidiar con ellos sin desmoralizarse, deprimirse o frustrarse demasiado. La resolución de problemas es también uno de los atributos clave de un buen líder.

Hay muchas maneras de ayudar a los niños a desarrollar habilidades para resolver problemas; una de las más simples es hacer juegos de rol.  Dé al niño una situación difícil, como la que podría encontrar cuando juega con otro niño o incluso con un hermano, y pregúntele cómo resolvería el problema. Desafíelo a encontrar tantas soluciones diferentes como sea posible y ayúdelo a idear estas soluciones. Luego, una vez que tenga algunas alternativas, discuta los pros y los contras de cada solución con él para ayudarlo a pensar más cuidadosamente sobre cómo resolver los problemas que podría encontrar.

Habilidades de Organización

Un buen liderazgo requiere pensamiento y planificación: la capacidad de estructurar y organizar proyectos es una de las habilidades clave de un líder efectivo, ya que esto le ayuda a proyectar una visión clara del objetivo que está tratando de lograr  el grupo u organización que se desea o hay que liderar. Una buena manera de desarrollar habilidades organizativas es animar al niño a que adquiera el hábito de crear listas de control y verificación, como una lista de tareas. De esta manera, a medida que el niño tache cada elemento de la lista y completa cada tarea, ganará un sentido de logro y una apreciación de los beneficios de la organización.

Habilidades de Comunicación

Probablemente la habilidad de liderazgo más importante de todas, ya que no importa qué otros grandes rasgos pueda tener un niño, si no puede comunicarse bien, nunca será un líder tan efectivo como podría llegar a ser. Una de las mejores y más simples formas de ayudar a desarrollar las habilidades de comunicación de un niño es animarlo a practicar su lectura y especialmente leer en voz alta, ya que esto es un precursor del tipo de discurso público que la mayoría de las personas tendrán que hacer en algún momento de sus vidas.

Además, animar a un niño a practicar sus habilidades de escucha también es muy importante para desarrollar sus habilidades como un buen comunicador. Una forma humorística de enseñar esto a los niños es recordarles que todo el mundo tiene dos oídos pero solo una boca, ¡por lo tanto deben escuchar el doble de lo que hablan!

Facebooktwitterpinterest
Anterior

Más que solo vitamina C: disfrute de los beneficios para la salud de las naranjas

Por qué el yogur es bueno para ti

Siguiente

Deja un comentario